Back to top

Izquierda Democrática

Tag: Izquierda Democrática

10 historias encontradas
Verdesoto: "Para ser de izquierda, ahora, hay que ser republicano y demócrata"
Este momento histórico hay que alcanzar la grandeza de la nación y de la democracia y esto va más allá de apoyar o no a Guillermo Lasso. La alternativa estratégica está entre la modernidad democrática o la regresión autoritaria. Es la postura de Luis Verdesoto, cientista social y asesor político del general Paco Moncayo. Para Verdesoto, la postura ambigua de la ID es la muestra de poca inteligencia política y ha determinado que él se aleje del partido.
Ecuador gira a la derecha
Cualquier alusión a la transformación de la sociedad, a la defensa de los intereses populares o a la democratización del poder quedó para la imprenta. El correísmo se convirtió en una casta ambiciosa, inescrupulosa y glotona cuya finalidad única es el enriquecimiento personal o familiar. Para esto es imprescindible, vital, decisivo el control del aparato del Estado.
En la plaza de toros, Paco Moncayo toma "la alternativa"
En una multicolor plaza de toros Belmonte, el general Paco Moncayo fue proclamado candidato presidencial del Acuerdo Nacional por el Cambio. Con los tendidos llenos, las banderas de diversos partidos y movimientos se mezclaron. Algo poco común en la política ecuatoriana. Moncayo arranca una campaña presidencial a sus 75 años de edad, apoyado por la izquierda antocorreísta, los movimientos sociales, gremios y los partidos del centro, como la ID, Suma y otros.
La izquierda democrática es mucho más que el nombre de un partido
Esta insignia con la que nace el partido fundado por el ex presidente Borja cobra hoy gran fuerza y razón de ser precisamente porque en esta década se ha impuesto una izquierda no democrática. Corresponde, entonces, que en el Acuerdo Nacional para el Cambio los partidos y movimientos que lo integran delimiten su posición frente a tal izquierda. La alianza con el partido Izquierda Democrática podría ser la ocasión para forjar una verdadera alternativa de izquierda democrática, entendida esta como una corriente que rebasa los confines de una estructura partidaria, pero que, por cierto, la engloba.
El laberinto del general Paco Moncayo
La Izquierda Democrática (ID) designó el sábado 24 de septiembre de 2016 como su candidato a la presidencia de la República al general (r) Paco Moncayo, ex comandante del Ejército, ex diputado y ex alcalde de Quito. El partido naranja también postuló a Wilma Andrade para encabezar la lista de asambleístas nacionales. La asamblea socialdemócrata estuvo marcada por la nostalgia. Sin embargo, la postulación desató una crisis en el Acuerdo Nacional por el Cambio. Así, el general Moncayo se encuentra en el laberinto de una política de mezquindades de corto plazo, que puede echar abajo todo el esfuerzo de unidad de la tendencia que ha dirigido el propio Moncayo por más de un año.
Wilma Andrade: "Paco Moncayo es precandidato de la ID"
Tras haber logrado su reinscripción y recuperado su edificio histórico, el partido naranja se prepara para las próximas elecciones generales. Aunque Wilma Andrade, presidenta nacional del partido, no quiere anticipar nombres, el apoyo al general (r) Paco Moncayo para la presidencia de la República es una opción cada vez más firme. También defiende la afiliación de ex militantes del correísmo.
La encrucijada de la Izquierda Democrática
Por sus declaraciones públicas, y por algunas privadas, creo que Moncayo está empeñado sinceramente en lanzarse a su batalla política más importante. Pero ha puesto una sola condición: que se consolide un frente socialdemócrata. Y lo ha dicho aún más claramente: solo me lanzaré si la ID me propone. Y ahí debiera entrar la Izquierda Democrática en el juego: proponiendo a Moncayo como su candidato, ayudando con entusiasmo a armar un frente político con el Acuerdo Nacional para el Cambio y así dar salida a una alternativa fuerte a los indecisos y los desencantados del correísmo. Pero la ID no se mueve. Juega a la dilación.
La nueva ID: cómo la nostalgia revive pasiones
Hace un par de semanas, uno a una, entraron al Salón de la Democracia, ecuatorianas y ecuatorianos, con un producto nostálgico en el corazón y, horas después, salieron con un instrumento real en sus brazos y en sus cabezas. Un año antes, un puñado de cabezas que encanecen orgullosas, se plantearon reorganizar a la Izquierda Democrática. Y se pusieron como condición, que junto con levantarla hasta que se pare sobre sus propios pies, debían, al mismo tiempo, dejarla en manos de nuevos obreros jóvenes, para que produzcan y reproduzcan nuevas formas de hacer política democrática y ecuatoriana.
Borja y la utopía de democratizar la izquierda
El doctor Rodrigo Borja es un pensador brillante, un hombre honesto y una persona apegada a sus convicciones democráticas, pero fue un muy mal maestro pues ha sido incapaz de formar líderes que le puedan dar continuidad a sus ideas. Esa característica es compartida por Rafael Correa.
El partido que quiere ser la alternativa poscorreísta
La resurrección de la Izquierda Democrática (ID) es un proyecto político de mediano plazo. Si bien las antiguas figuras del partido naranja son los impulsores del proceso, se busca interesar a los jóvenes en lo que se quiere constituir en una alternativa para un país que supere el correísmo.