Back to top

Lenin Moreno

Tag: Lenin Moreno

329 historias encontradas
El caudillo de la alegría
Hoy el escenario es distinto. Ni Moreno ni Glas tienen el mismo carisma petrolero y por tanto no podrán confiar en el voto en plancha, sino en un voto individual para conseguir la mayor cantidad de escaños asamblearios. Será el retorno de las partidocracias locales y del voto personalista.
Moreno, el monaguillo
Lenin Moreno se convertirá en papable dentro de un consejo de cardenales que no confían en él por sus constantes vaivenes. El vicepresidente de la alegría adora a dios y al diablo al mismo tiempo. Aunque se trata del aspirante mejor ubicado en las encuestas, habrá otro escenario para él en las elecciones.
Los establos del rey
Durante el correísmo, lo más fácil ha sido siempre ser oposición; el constituirse como opción, ha sido y sigue siendo la tarea pendiente de sus detractores. Los electores esperan ansiosos por esa estrategia, ese discurso, esa imagen, ese héroe o esa heroína que bajo la figura de un gobierno liderado por alguien con experiencia administrativa y política, firme pero dispuesto a tender puentes, y con más sustancia que escándalo, llegue a limpiar los establos e incluso, y si el clima lo permite, zafar al reino de tanto ganado obeso, improductivo e impúdico.
El héroe desconocido del 30S
Lo que le pasó al expolicía Nelson Puentestar, es digno de una novela negra. Luego de recibir un balazo en los sucesos del 30S, sin tener nada que ver en el asunto, su vida cambió para siempre. Pasó en coma y se salvó de milagro, ha sido declarado héroe del 30S, ha conversado tres veces con el presidente Correa, ha dado la mano con los vicepresidente Jorge Glas y Lenin Moreno, ha sido invitado tres veces al cambio de guardia en Carondelet, se ha tomado fotos con muchos ministros, le han ofrecido trabajo, casa y salud, pero poco o nada se ha cumplido. Esta es su historia.
Ecuador: all you need son mitos
El mito, por ejemplo, de que la crisis económica, sumada al desgaste del modelo de gobierno, el creciente rechazo de varios sectores sociales, el hastío de la gente hacia el estilo personal del mandatario anuncia la inevitable derrota del correismo. Si un error no puede cometerse en estas elecciones es subestimar al adversario, más aún si éste maneja a su antojo el aparato estatal, tiene recursos, controla la institucionalidad electoral y de control. Una campaña bien ejecutada puede, incluso en las condiciones más adversas posicionar una nueva versión del monstruo de Frankenstein, así sea en su edulcorada versión zombie.
El ajedrez de Lenin Moreno
Lenin Moreno no ha movido solo a sus peones y alfiles. En carta pública ha ratificado su fidelidad a Alianza País y de paso aprovecha para recordar que él es la mejor opción electoral. Busca de esta manera consolidarse dentro del circo gobiernista, para luego extenderse a otros espacios: hacia la derecha, cuyo apoyo es indispensable para su proyecto, hacia el centro, y también hacia cierta izquierda, siempre hambrienta y dispuesta al sacrificio…
El correísmo en su laberinto
Las encuestas lo anuncian: el ungido por la propaganda oficial no despega, y ni siquiera el caudillo tiene la posibilidad de asegurar la continuidad del proyecto. Alianza PAÍS está encadenada a un comodín electoral –Lenín Moreno– que podría pasar de mano en cualquier momento, y que no genera la adhesión ciega e incondicional que exige el correísmo.
El drama shakespeariano de Lenín Moreno
El Ecuador elige en el año 2017 un nuevo presidente, por ello este naciente 2016 es el año electoral por excelencia. Todas las estructuras políticas reorganizarán sus fuerzas y afinarán sus mejores estrategias para lograr que lo mejor de su acumulado político se refleje en votos.
¿Qué cabe preguntar a Lenin Moreno (o a cualquiera)?
Cabe preguntarse: ¿qué lleva a académicos, a profesores universitarios, a actuar de una manera tan ajena a la honradez intelectual, tan poco ética? ¿Hasta dónde conduce la “servidumbre voluntaria”, la sumisión ante el.

Páginas