Back to top

microtráfico

Tag: microtráfico

5 historias encontradas
¿Por qué no es buena idea eliminar las tablas de drogas?
Eliminar las tablas de regulación del consumo y tráfico de drogas, como medida de endurecimiento punitivo contra las drogas, en esencia hace más lucrativo el mercado de drogas, aumentando la competitividad, la rivalidad entre bandas y por ende las disputas violentas por el control territorial.
Ecuador a palos de ciego: 7 años sin un estudio sobre consumo de drogas
La ministra de Gobierno, Alexandra Vela, dijo que el consumo interno va entre 84 y 200 toneladas de drogas. Una experta pone en duda esa cifra cuando la mayoría de estudios sobre la demanda de drogas en Ecuador está desactualizado. Expertos coinciden que el país carece de una política integral para enfrentar este problema y que le hace falta una institución rectora.
En contravía
Que el consumidor vaya a la cárcel no impide la siembra, producción, distribución ni venta de drogas. Al contrario: crea una ventaja a las organizaciones criminales porque la policía perderá el tiempo deteniendo consumidores y los fiscales en lugar de investigarlos estarán abarrotados en procesos sin sentido, porque consumir no es delito.
Alias ‘Sandía’ y la guerra del microtráfico en Guayaquil
La historia de uno de los microtraficantes más poderosos del Puerto Principal -relacionado con seis asesinatos en el Distrito Sur, entre abril y agosto- grafica la violenta disputa por los territorios para el expendio local de droga. Para el Ministro de Defensa, el microtráfico va de la mano con el aumento del tráfico internacional de droga en el Ecuador. El Gobierno enviará una propuesta para la eliminación de la tabla de consumo de drogas. 
Drogas, adictos y adicciones: más allá del bien y el mal
Es la filosofía del disciplinamiento, de resolver los problemas a través del castigo, la filosofía que da la espalda a la complejidad de las cosas, que no se pregunta por las causas, sino que sanciona el comportamiento. El adicto es un enfermo y se tiene que recuperar. El microtraficante es un delincuente y se tiene que condenar. Es la filosofía de nuestros tiempos y de nuestros asambleístas. Es la filosofía que nos gobierna.