Back to top

opinión

Tag: opinión

6 historias encontradas
Lectores y electores
Acepté el reto de competir en las próximas elecciones legislativas y eso me ubica en una posición política. Mientras sostuve mi columna de opinión en distintos medios de comunicación escrita, durante los últimos 16 años de forma ininterrumpida, intenté desempeñarme bajo un signo diametralmente objetivo.
Andreas Lubitz: ¿psicosis, suicidio, asesinato?
No es que se resista a abrir la puerta al piloto. Andreas no lo escucha porque él mismo ya no está ahí, ya no tiene conciencia de ese otro mundo que acaba de abandonar de una vez por todas. No manipula la palanca de descenso para matar y morir. Él está solo, absolutamente solo. No quiere ni suicidarse ni peor aun matar a los otros. Andreas se abandona al vuelo infinito de la vida y de la muerte. Quizás en ese momento es presa de la experiencia de la libertad total. No tiene conciencia de la muerte a la que se precipita.
¡La paz es posible!
Estoy seguro que no es fácil el camino para lograr la cesación de la guerra en todos los rincones del planeta, pero al mismo tiempo estoy convencido que esfuerzos como éstos contribuyen a generar un debate que sirve como punto de partida para que religiosos y políticos trabajen por dirimir sus diferencias y logren la tan anhelada armonía entre naciones y diversos grupos que hoy están en conflicto.
La libertad, la acción y la rana
Si la libertad se expresa en la acción, y los seres humanos somos idóneos para emprenderla en toda su complejidad, es evidente que podemos provocar milagros: hechos insospechados, por fuera de las lógicas automáticas. En este sentido, la protesta, la resistencia, el debate, la discusión son acciones que contribuyen a natividades sociales y desde ellas se pueden ir fraguando la salvación, evitando la hecatombe, paliando la tragedia.
La edición de la memoria
En muchos sentidos, el Ecuador actual asiste a un proceso de edición de la memoria. El discurso oficial ha instalado con bastante éxito en el imaginario colectivo la idea de que su proyecto modernizador y capitalista justifica todas las arbitrariedades que el gobierno comete y puede cometer contra la vida democrática y contra los derechos de las personas.
Idi Amín y su simpático bufón de contrabando
La verdad es que a los Nicholas Garrigans, los Bob Astles y a otros funcionarios mercenarios, solo les interesa complacer de manera acrítica los caprichos del autócrata tropical que los ha contratado. Ellos conocen bastante bien que los regímenes autoritarios tarde o temprano terminarán lacerando las libertades básicas de las sociedades donde se enquistan, pero esto a ellos no les interesa. Después de todo están gozando de privilegios que jamás habrían soñado fuera del brazo protector del déspota que los ha traído a disfrutar de las mieles del poder.