Back to top

Paco Moncayo

Tag: Paco Moncayo

17 historias encontradas
La línea de partida de los políticos con miras al 2017
Mientras la unidad de derechas conformada en torno al Partido Social Cristiano se queda sin dos de sus integrantes, la candidatura de Guillermo Lasso logró el apoyo de la SUMA de Mauricio Rodas y del Podemos de Paúl Carrasco. En la centro izquierda, entre tanto, Paco Moncayo selló una alianza con el prefecto del Guayas, Jimmy Jairala, y otros grupos ex correístas. Las encuestas, entre tanto, siguen dando la delantera a Lenin Moreno, de Alianza PAÍS.
Paco Moncayo, esperanza de un Ecuador democrático
La diversidad que se escenificó en la plaza Belmonte refleja que el Ecuador no puede ser uniformizado. Que hay mucho más que pugna por surgir, para cambiar el país. Que la sociedad civil sobrevive, y no pudo ser pulverizada por la maquinaria correísta. Y la fuerza de esta coalición está en su decisión de que, sabiendo que hay diferencias, estas pueden quedar aparcadas para crear un país en que reine la confianza y la paz, la tolerancia y el respeto, la verdad y la solidaridad… y no la bronca, el insulto, la improvisación, la mentira y el caos económico.
La izquierda democrática es mucho más que el nombre de un partido
Esta insignia con la que nace el partido fundado por el ex presidente Borja cobra hoy gran fuerza y razón de ser precisamente porque en esta década se ha impuesto una izquierda no democrática. Corresponde, entonces, que en el Acuerdo Nacional para el Cambio los partidos y movimientos que lo integran delimiten su posición frente a tal izquierda. La alianza con el partido Izquierda Democrática podría ser la ocasión para forjar una verdadera alternativa de izquierda democrática, entendida esta como una corriente que rebasa los confines de una estructura partidaria, pero que, por cierto, la engloba.
Elecciones 2017: los binomios que marcarán la diferencia
Uno de los factores que gravita cada vez con mayor relevancia en el cálculo que los equipos de campaña es la selección del binomio presidencial adecuado. Ungir al sujeto que complemente la papeleta electoral no es tarea sencilla, ya que como mínimo, debe personificar el justo equilibrio regional, provenir de una ciudad de alta incidencia política -lo cual aporta un indispensable peso simbólico ante la comunidad nacional-, evidenciar un criterio de inclusividad, y aportar atributos que el candidato presidencial no posea, al tiempo que minimizar sus defectos.
El laberinto del general Paco Moncayo
La Izquierda Democrática (ID) designó el sábado 24 de septiembre de 2016 como su candidato a la presidencia de la República al general (r) Paco Moncayo, ex comandante del Ejército, ex diputado y ex alcalde de Quito. El partido naranja también postuló a Wilma Andrade para encabezar la lista de asambleístas nacionales. La asamblea socialdemócrata estuvo marcada por la nostalgia. Sin embargo, la postulación desató una crisis en el Acuerdo Nacional por el Cambio. Así, el general Moncayo se encuentra en el laberinto de una política de mezquindades de corto plazo, que puede echar abajo todo el esfuerzo de unidad de la tendencia que ha dirigido el propio Moncayo por más de un año.
Wilma Andrade: "Paco Moncayo es precandidato de la ID"
Tras haber logrado su reinscripción y recuperado su edificio histórico, el partido naranja se prepara para las próximas elecciones generales. Aunque Wilma Andrade, presidenta nacional del partido, no quiere anticipar nombres, el apoyo al general (r) Paco Moncayo para la presidencia de la República es una opción cada vez más firme. También defiende la afiliación de ex militantes del correísmo.
La encrucijada de la Izquierda Democrática
Por sus declaraciones públicas, y por algunas privadas, creo que Moncayo está empeñado sinceramente en lanzarse a su batalla política más importante. Pero ha puesto una sola condición: que se consolide un frente socialdemócrata. Y lo ha dicho aún más claramente: solo me lanzaré si la ID me propone. Y ahí debiera entrar la Izquierda Democrática en el juego: proponiendo a Moncayo como su candidato, ayudando con entusiasmo a armar un frente político con el Acuerdo Nacional para el Cambio y así dar salida a una alternativa fuerte a los indecisos y los desencantados del correísmo. Pero la ID no se mueve. Juega a la dilación.

Páginas