Back to top

Rafael Correa

Tag: Rafael Correa

250 historias encontradas
Deuda externa: Correa al banquillo
Rafael Correa y varios ex ministros de Finanzas entre el 2012 y el 2017, fueron notificados por la Contraloría sobre el inicio de un examen especial a la deuda externa e interna contraída por su gobierno.
Suicidio del mito
Debe estar desesperado. Correa regresa para convertirse en el verdugo de su propia fábula porque ni siquiera ha sido capaz de reinventarse. El ex presidente cree que él mismo encarna su propio mito y que puede guardarlo en el bolsillo como si se tratara de unas pocas monedas.
Así se armó el negocio de la Refinería del Pacífico
Generalmente, los presidentes de la república no firman contratos. Sin embargo, Rafael Correa, firmó uno como testigo de honor. El de ingeniería básica para la refinería del pacífico con SK de Corea, y lo hizo sin licitación y con el 100% de sobreprecio. Jorge Glas, no se quedó atrás. Dispuso la contratación de la remoción de tierras y el acueducto la esperanza, con Odebrecht, sin que exista el financiamiento para la refinería y cuando ya se sabía que el faraónico proyecto no tenía sustento, por cuanto el petróleo que debía ir a la planta estaba comprometido al pago de la deuda con China.
Caso Odebrecht: Correa en la mira
Ejecutivos de Odebrecht han mencionado a amigos y colaboradores cercanos al expresidente como Cristóbal Punina, exgerente de Hidrolitoral y quien estuvo a cargo del proyecto Baba. Mientras que El Universo publicó que Alexis Mera, exsecretario jurídico de Rafael Correa, recibió supuestamente coimas por USD 4,6 millones”. Otros actores piden la vinculación del exmandatario.
¿A dónde nos lleva Moreno?
Lenín Moreno perdió la hoja de ruta. En concreto no hay un plan claro hacia el futuro del Ecuador. En la pelea con PAIS se enterró el Plan de Gobierno con el que inscribió su candidatura y que contiene las 12 revoluciones. Ese fue el documento a seguir que aceptó en el estadio del Aucas, en el sur de Quito.
Gracias Rafael
Un presidente que deja el poder siempre será un actor relevante, especialmente si transmitió el mando en condiciones pacíficas. A Correa le acompañará una aureola de solemnidad aunque los reparos a su periodo de gobierno sean mayores. Quienes lo abandonaron se fueron para conservar sus posiciones de privilegio mientras que quienes se quedan lo hacen para evitar perder el control de la organización política que les permite participar en elecciones.
Correa: ¿el otoño del patriarca?
La visita del ex presidente al Ecuador evidenció que todo el desgaste acumulado por Alianza PAÍS en el ejercicio del poder parece habérsele venido encima de golpe. Mientras sus críticos destacaron su escaso apoyo y la virtual evaporación de su clientela política, el morenismo dio un golpe de mano y obtuvo el control del Consejo Nacional Electoral, lo que le permitió, mediante decreto, convocar a la consulta popular, que estaba empantanada en la Corte Constitucional.
La traición al líder
Querrán hacer creer que sus vidas corren peligro, que hay un golpe de estado en marcha y que imposible ausentarse en esas condiciones. Hacen estos paralelismo para calzar con la horma del mesianismo liberal y luego decir que, como en la época de la inmolación de Alfaro, persiste una crisis de instituciones políticas, que será creada por ellos mismos a través del bloqueo a la gobernabilidad en la Asamblea Nacional y que avanzará, dirán, a la disolución de la patria, tal y como sucedía en 1911. Entonces necesitaremos el regreso de “Rafael el salvador”.
El esperado retorno de Correa
Correa, el salvador, el constructor del verdadero país, el que lo esclavizó al infinito monólogo de su poder. Él que borró todo aquello, legal o administrativo, que pudiese entorpecer el curso arrollador de su deseo, de su capricho, de su venganza. Por más de una década sometió al país al monólogo infinitamente cansino de su capricho y de su insaciable narcisismo. Él, el salvador de un pueblo esclavizado al imperio de la mentira.
Llegó el Mesías prometido
Ahora Correa viene y se pasea libremente y proclama —con el cinismo que le caracteriza— que Glas, (a) Vidrio, es inocente, un angelito más pobre y honrado que San Francisco. Por favor actúe señor Presidente, la gente dice que esto es un show, un tongo, demuestre que no es ni show ni tongo, la tolerancia tiene límites.

Páginas