Back to top

Revolución ciudadana

Tag: Revolución ciudadana

76 historias encontradas
SHOT: DE TERROR
¿Por qué no hay revolución: Alfarista, Juliana, Gloriosa, ni Ciudadana que nos redima? ¿Llevamos el virus en la sangre dispuestos a convertirnos en zombies a la primera oportunidad?
Colapso moral
En el Ecuador de la Revolución Ciudadana no hay leyes ni instituciones, ni jueces probos ni un aparato de justicia que pueda ampararnos de los abusos del poder. Todo, incluyendo la vida y la libertad de las personas, queda a expensas de la voluntad de uno solo y de sus secuaces, de ese poder concentrado y sin límites que desde hace ya muchos años dejó a los ciudadanos en total indefensión.
¿Y las manos limpias de la honradez?
¡Qué diferente sería el país luego de diez años de gobierno si la ética de las manos limpias se hubiese aplicado al pie de la letra, sin ninguna excepción! En demasiados casos, el calificativo de socialista no ha servido sino para camuflar los orígenes perversos de la violencia y de la corrupción.
Creerle al diablo
Un recuento voto a voto de la totalidad de las urnas despejaría todas las dudas pero la burocracia correísta se niega a realizarlo. Ellos nos piden que creamos en las instituciones de la revolución ciudadana. Que tengamos fe religiosa en sus burócratas. Se ha amenazado a los no creyentes.
Las hordas represivas de los dictadores
En estos días, en plena campaña electoral, en la que se emplea la ruindad y la difamación en los medios incautados, la virulencia verbal en las redes sociales; han pasado a la agresión física al candidato de la oposición y a su familia, utilizando sin escrúpulos hordas de cobardes asalariados como en los tiempos de las dictaduras señaladas.
Elefantes blancos: la estafa social de las escuelas del milenio
Analizo aquí el modelo de las Unidades Educativas del Milenio (UEM) implementado en el Ecuador durante el gobierno de Rafael Correa (2007-2017). Repaso la polémica generada por los calificativos "elefantes blancos" y "mamotretos" aplicados respectivamente por el candidato presidencial Lenin Moreno (exvicepresidente de Correa) y el candidato presidencial Paco Moncayo, de la Izquierda Democrática, durante la reciente campaña electoral (febrero-abril 2017). Remito a materiales diversos (documentales, reportajes de visitas, testimonios, artículos) que muestran la validez de esas percepciones. Concluyo afirmando que el modelo UEM es conceptual y operativamente inadecuado como estrategia para avanzar con una educación rural pertinente y de calidad en el Ecuador, sintonizada con los principios del Sumak Kawsay (Buen Vivir), y que ha resultado en un fraude social para la sociedad ecuatoriana, creando una serie de espejismos.
Privatizadores
Los países en donde el Estado lo es todo y las actividades privadas han sido arrinconadas o simplemente eliminadas, no han hecho otra cosa que no sea sembrar el caos, la miseria y la desesperanza para las mayorías, mientras la pequeña elite gobernante y los empresarios corruptos que la circundan se enriquecen de forma impúdica gracias a que han “privatizado”, para su único y exclusivo beneficio, los recursos públicos. Esa es la historia de la Venezuela de Chávez y Maduro, de la Cuba de los Castro, de la Nicaragua de Ortega, de la Argentina de los Kirchner y del Ecuador de Correa.
“Prefiero un banquero a un dictador”
Los llamados intelectuales cuya profesión “revolucionaria” los vuelve dependientes de dos amos, el capitalismo y el poder, simulan situarse al margen de la explotación, a la que retóricamente combaten, y endilgan sus propias ilusiones de grandeza a los burgueses de “carne y hueso”. Hay, sin embargo, una diferencia; éstos no ocultan su identidad de clase. Los otros, sus detractores —no obstante adolecer de sentimientos burgueses— se disfrazan de revolucionarios para seguir gozando de las prebendas del poder y de su vergonzante inserción en el mercado.
Transparencia de la impudicia
El presidente Correa hasta ha minimizado el delito del soborno o coimas recibidas por altos funcionarios del estado, cuyos nombres se niega a dar hasta después de las elecciones, como algo propio de la viveza criolla que no merece el escarnio público. Por eso, para él es el “colmo de la bajeza” utilizar esta arma en vísperas de las elecciones y pretender poner en duda la honorabilidad del actual vicepresidente de la República, que está terciando por su reelección. ¿Es una “bajeza” destapar la corrupción?
Esta también es la herencia del correísmo
Las secuelas: impacto fiscal —más impuestos —, incremento de la deuda estatal, además de crear un ambiente propicio para la corrupción en el sector público, básicamente por la discrecionalidad en el manejo de los recursos por parte de los funcionarios a cargo de procesos de contrataciones en el Estado. Así muchos contratos millonarios fueron otorgados a través de normas especiales, por medio de decretos de urgencia o manipulando los controles del sistema de compras públicas. En las últimas semanas las acusaciones de corrupción que vinculan a funcionarios de alto rango se han tornado alarmantes.

Páginas