Back to top

Yachay

Tag: Yachay

20 historias encontradas
Yachay: la cátedra del lujo internacional
La Universidad creada por el correato con el nombre de Yachay Tech, un curioso neologismo de quechua e inglés, gastó casi un millón de dólares en eventos entre 2014 y 2015, la mayoría de ellos para promover su propuesta y extender sus redes con académicos extranjeros. A pesar de ello, el llamado "Silicon Valley" criollo nunca logró despegar.
Adrian Bonilla: Yachay debe ser una universidad para el Ecuador
Este es el nuevo planteamiento del gobierno ecuatoriano: Yachay es una plataforma para la Politécnica Nacional, para la Espol, para las otras politécnicas; también para la universidad privada y pública. Es una universidad que tiene que insertarse y agregarse al capital científico ecuatoriano y no aislarse.
Voyerismo político: ¿el otro lado de la ética?
El mundo que nos rodea nunca es translúcido y la verdad nunca se presenta a nosotros tal como supuestamente es o pensamos que debería ser. No existe la verdad absoluta y, de existir, sería inaccesible. Toda verdad, chica o grande, política o religiosa, personal o social, toda verdad se halla rodeada de misterio y de cierta dosis de engaño. Los dictadores se creen la excepción, por eso se adueñan de todo pensar y de todo decir.
La encrucijada económica de la universidad ecuatoriana
Cuatro universidades, que juntas en ese momento llegaban a tener 1.238 estudiantes, recibieron un trato privilegiado política y económicamente; mientras que 28 universidades y escuelas politécnicas públicas que acogían a más de 250 mil estudiantes percibieron niveles de ingreso en términos relativos.
Carlos Larreátegui: "hay más PhD pero menos universidad"
El desperdicio de Yachay es criminal. Adquirir una deuda con China no tiene perdón de Dios, es una infamia. Que el secretario del Senescyt se haya construido una casa ahí, a la manera de los rectores de las universidades de Estados Unidos, es una bofetada al Ecuador. Había dinero en abundancia, pero cero capacidades de gestión, de proyectarse con realismo y dejar estas megalomanías.
Realidades paralelas
El impresentable René Ramírez tiene la desvergüenza de publicar encuestas falsas y de montar un enorme simulacro para justificar de alguna manera ese enorme y costosísimo fraude que es Yachay, la famosa Ciudad del Conocimiento. Digo fraude y simulacro pues, como lo mostró una crónica de 4 Pelagatos, la publicitada inversión de los 3000 millones para la producción de automóviles eléctricos, fue sólo un montaje propagandístico fraudulento para lo cual se utilizó una empresa de papel y un par de aventureros que se prestaron al sainete.
Una reforma universitaria hecha por "ignorantes"
El ex rector de la Universidad Andina Simón Bolívar, Enrique Ayala Mora, arremete contra la reforma universitaria ejecutada por el Gobierno de los "académicos" de Rafael Correa. Para Ayala, el daño que se le hizo al sistema universitario a lo largo de un década es muy significativo y tomará años repararlo. Temas como el libre ingreso y la autonomía universitaria deben ser analizados a fondo, estima.
La ciencia vs. la política en marcha
Mientras en todo el mundo la convocatoria para la March for Science fue en reclamo del olvido de los Estados y en busca de mayor reconocimiento y presupuestos para la ciencia y la tecnología, en Ecuador fue una celebración. 250 personas de la Universidad Yachay Tech marcharon en Urcuquí, Imbabura.
Así se desecharon las denuncias sobre Yachay
En su informe sobre el manejo de la Universidad Yachay, que funciona en Urcuquí, cerca de Ibarra, Imbabura, la Contraloría determinó el cometimiento de algunas irregularidades menores, pero aceptó que los miembros de la Comisión Gestora trabajen desde Estados Unidos, así como sus sueldos. Aunque la mayoría de las denuncias de Fernando Albericio resultaron ciertas, Yachay se escudó en dictámenes del Ministerio del Trabajo y la Senescyt para justificar sus acciones.
En Yachay no creen ni sus rectores
Yachay Tech, el proyecto universitario creado para cambiar definitivamente la matriz productiva de los ecuatorianos, la brillante fantasía diseñada para generar prodigios tecnológicos increíbles capaces de ponernos en la cúspide de la ciencia mundial, ha tenido tres rectores en dos años. Más o menos el mismo tipo de estabilidad directiva que un instituto para tatuadores bilingües.

Páginas