Back to top
  
La Ecuarunari proclamó la desobediencia civil
Ileana Almeida
La ciudadanía está ampliando la democracia con su participación
Es de esperar, entonces, que quienes ensalzaron los mecanismos de democracia directa incorporados en la Constitución habilitada por votación ciudadana en 2008 no se dediquen a socavarla, obstruirla o castigar a quienes se pronuncien a favor de tal movilización. Porque la marcha prevista para el 19-N, como una conmemoración del 15 de Noviembre, será una afirmación del derecho ciudadano a controlar a los titulares del gobierno, y un nuevo ejercicio de su condición de pueblo juez.
Héroes y heroínas nacionales
El libro inédito del general de División Julio Gonzalo Orellana Barriga, mi padre, escrito poco antes de su fallecimiento en 1998 y titulado “Los héroes del siglo XX” presenta las semblanzas de los héroes muertos en combate, utilizando para el efecto los partes de guerra, los decretos presidenciales, las diversas fuentes militares y documentos oficiales de los gobiernos hasta el conflicto bélico en la cordillera del Cóndor.
Ley con dedicatoria
César Coronel Garcés
Karen Mosquera Barrera: la flama silente en el candil sefardí
Andrés Ortiz Lemos
La izquierda pragmática y su retórica kitsch del Buen Vivir
Natalia Sierra
Universidad y sociedad civil
Cristina Burneo Salazar
Consumo, desarrollismo y buen vivir en el Ecuador
En el Ecuador actual, el énfasis de la modernización más que en la industrialización, está en crear las condiciones y la infraestructura necesaria para que el país se incorpore a la sociedad del conocimiento o al capitalismo global. Al igual que sucedió en los años 50, el Estado realiza una gran inversión en la construcción de carreteras y otros mega proyectos que dependen del crédito externo, en especial de China, a cambio del acceso de ese país a los recursos naturales ecuatorianos.

El geógrafo marxista David Harvey recientemente visitó Ecuador y Bolivia. En el segundo país, concedió una entrevista al Centro de Investigaciones Sociales, en donde explica su concepto de neoliberalismo y da su parecer sobre los gobiernos sudamericanos. Acerca del Ecuador, Harvey dice que le impresiona la retórica del buen vivir y de la Revolución Ciudadana, pero considera que ha habido pocos cambios sustanciales y encuentra que existe una diferencia importante entre la retórica y la realidad.

El autoritarismo en su dilema
Las imágenes de la represión son contundentes, así como el ensañamiento judicial con los estudiantes detenidos, algo nunca visto en nuestra atribulada historia nacional. Ahí están los sentenciados, los escarnecidos, las humildes madres de familia forzadas a pedir perdón de rodillas, palpable demostración de una política oficial que ha hecho del castigo su esencia ideológica.

El informe de Human Rights Watch (HRW) sobre los excesos represivos cometidos por la Policía el 17 y 18 de septiembre ha empujado al Gobierno a un auténtico berenjenal.

Idi Amín y su simpático bufón de contrabando
La verdad es que a los Nicholas Garrigans, los Bob Astles y a otros funcionarios mercenarios, solo les interesa complacer de manera acrítica los caprichos del autócrata tropical que los ha contratado. Ellos conocen bastante bien que los regímenes autoritarios tarde o temprano terminarán lacerando las libertades básicas de las sociedades donde se enquistan, pero esto a ellos no les interesa. Después de todo están gozando de privilegios que jamás habrían soñado fuera del brazo protector del déspota que los ha traído a disfrutar de las mieles del poder.

En 1998 el periodista  Giles Foden escribió ¨El último rey de Escocia¨ una entretenida novela  que posteriormente fue llevada al cine. En esta obra se narran las peripecias de Nicholas Garrigan, un joven escocés recién graduado de medicina que viajó a Uganda en busca de aventuras, y terminó convirtiéndose en un incondicional funcionario del sanguinario dictador Idi Amin. La trama, cómica y siniestra por demás, podría haber pasado como una simple obra de humor negro de no ser porque el personaje que la inspiró fue real.

El miedo
La perturbación angustiosa del miedo se puede lograr con otras estrategias menos “violentas”: conocer que un político tiene la facultad de infligir castigos, produce miedo, y solo basta el castigo a unos cuantos para dejar una estela de sumisión. Todos van a esforzarse por no caer en desgracia y así su conducta será la del buen súbdito transformado a las normas especificadas por el poder.

"El príncipe debe ser temido y amado, pero como rara vez se dan las dos cosas al mismo tiempo, es preferible ser temido", decía Nicolás Maquiavelo, filósofo y escritor italiano del Renacimiento, en su obra El Príncipe. Es así que a lo largo de la historia, por ejemplo, los gobiernos autoritarios y totalitarios han hecho uso estratégico del miedo con la finalidad de amedrentar y por ese camino dominar la voluntad de las personas que, al sentirse amenazadas, con la ansiedad subsecuente, ceden ante los objetivos del amenazante.

"Los violentos": un tramposo discurso del poder
Se busca construir un imaginario social que, en referencia a la “necesidad” y “validez” de la Revolución Ciudadana, no registre lo real del proyecto económico de Alianza País y, de esta forma, los sujetos sometidos a su discurso se identifiquen con su semblante (manipulación discursiva de transformación social). En esto radica la estrategia ideológica del gobierno.

Los progresistas, personas de clase media alta, están a favor de la revolución siempre y cuando la revolución no tenga un olor desagradable.   Slavoj Žižek
El inexorable viraje de la política económica del gobierno hacia claros intereses mercantiles en el marco del capitalismo del siglo XXI, va acompañado de la puesta en circulación de un discurso  de la revolución, de la soberanía, de la democracia de las mayorías y sobre todo de lo que llaman la nueva izquierda pragmática.  

Premio Nobel al derecho a la educación. ¿Se enteraron en Ecuador?
A propósito de la premiación, el mundo ha podido recordar algunas cifras sobre la situación de millones de niños excluidos de la educación y del derecho a vivir su infancia. Según las Naciones Unidas, un total de 57 millones de niños en edad escolar no va a la escuela. De ellos, el 52% son niñas. Pese a los números, luchas como las de Malala y Kaliash se revelan fructíferas.

Cuando Malala Yousafza y Kaliash Satyarth fueron galardonados con el premio Nobel de la Paz sus causas en favor del derecho a la educación de la niñez fueron las triunfadoras.
Malala, la joven paquistaní de 17 años, cambió su proyecto de vida cuando hace un par de años los talibanes intentaron asesinarla, mientras viajaba en el bus colegial. Antes del atentado pensaba estudiar medicina. Hoy planea convertirse en política. Suerte para la política que ganará en sus filas a una persona íntegra, luchadora  y con carisma.

A un año de la muerte de Vanessa Landínez Ortega
La defensa del presunto asesino de Vanessa Landínez por parte de su familia evidencia algo que rebasa este caso: cómo llegamos a justificar la violencia contra las mujeres y la muerte de una, al punto de declararla culpable, para salvaguardar el orden social.

El 19 de octubre se conmemoró el primer año de la muerte de Vanessa Landínez Ortega. Vanessa murió en la ciudad de Ambato, en un hotel. Esa noche, ella y otras personas, quienes al parecer habían reservado habitaciones para reunirse y pasar la noche, bebieron, escucharon música, nada inusual. En un momento dado, Vanessa tuvo un intercambio de palabras con E.G., un hombre al que conocía de antes. Más tarde, Vanessa había muerto. Tenía hematomas en el cuerpo.

Estado y neoliberalismo en el Ecuador: algunas contradicciones no resueltas
¿Qué pasa si en lugar del final de la hegemonía neoliberal, la mayor presencia del Estado en la política ecuatoriana forma parte de una reconfiguración del neoliberalismo en el ámbito de la economía global?

Pablo Iglesias dirigente del nuevo partido político español, Podemos, recientemente visitó Ecuador y Bolivia para nutrirse de la experiencia de estos gobiernos de izquierda. En sus intervenciones, Iglesias realiza una brillante crítica a la socialdemocracia española, aglutinada en el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), como responsable de la inserción de España en el modelo neoliberal.

No jueguen con fuego...
Si es con Jaime Nebot, es con Guayaquil; y, si es con Guayaquil, es conmigo y también contigo. ¡Despierta Guayaquil!, ¡despierta Ecuador! No permitamos que el odio siga siendo la principal política de gobierno y que el desprecio contra Guayaquil se siga traduciendo en ofensas tan terribles como ésta.

¿Estará consciente el presidente Correa de lo grave y preligroso que sería encarcelar al alcalde Nebot? Así este gobierno demuestra una vez más su odio contra Guayaquil y que el revanchismo y la venganza han logrado cegar al primer mandatario.

Colombia: el origen de la violencia
Fueron las bases provinciales y los dirigentes nacionales de los partidos liberal y conservador quienes en forma irresponsable utilizaron la violencia rural campesina a fin de reestablecer y fortalecer las lealtades partidistas quebrantadas del poder de las élites y génesis de los primeros movimientos “bandoleros” después guerrilleros.

La violencia desde 1854 hasta 1948 en Colombia obedece a “la estructura asociativa de los dos partidos (Liberal y Conservador) y de la oligarquía (considerada como tendencia social generalizada) lo que lleva a los movimientos pendulares de alianza-“progreso” – violencia, alianza-“progreso”-violencia ,alianza-“progreso”-“violencia” en el juego político colombiano” según Fernando Guillén Martínez en su libro “El Poder Político en Colombia”.

Páginas