Back to top
22 de Noviembre del 2021
Los Confidenciales
Lectura: 6 minutos
22 de Noviembre del 2021
Redacción Plan V
Enemigos habrían ayudado a alias Fito en liberación de su hija
1
Su hija y otra joven fueron liberadas la noche de este domingo en El Aromo, Manabí. El líder de Los Choneros habla de buscar un consenso y la paz.

José Adolfo Macías Villamar, mejor conocido como alias Fito, contó detalles de la liberación de su hija Michelle Macías y de su amiga, María Villavicencio, quienes fueron secuestradas la noche del pasado miércoles 17 de noviembre.

La liberación ocurrió a las 20:50 de este domingo, 21 de noviembre. La Unase las recogió en El Aromo, Manabí. Fueron llevadas al hospital Santa Marta para una revisión médica, donde se confirmó que estaban en buen estado de salud, informó la Secretaría General de Comunicación de la Presidencia.

“En estos dolores, uno se da cuenta que de las personas que menos piensa, que tus propios enemigos se unieron a la causa. ¿Por qué? Porque ellos también tienen hijos y que les hagan lo mismo. Los problemas son con uno, no con la familia. Son códigos, como lo dice el video, códigos que se rompieron”, manifestó en un video que divulgó un medio local.

Alias Fito, quien es uno de los líderes de Los Choneros, confirmó el rescate de las jóvenes. Desde un celular atendió entrevistas de medios locales y divulgó un video donde agradeció a la Policía, a la Unase (unidad antisecuestros), al SNAI y al Gobierno.

Habló de la paz y de “limar asperezas con personas dentro de las prisiones”. “De la violencia no ganamos nada, muchos dirán que pelean (por) algo, y el día en que uno se muera no se llevan nada”.

En otro video, aparece sentado junto a una figura religiosa y detrás hay un cartel que hace alusión a la paz. Dijo que aquella figura le regaló su hija Michelle. Aseguró que tras el secuestro de su hija no pensó en posibles retaliaciones. Manifestó que lleva 10 años en prisión, pero que se ha “reivindicado”. “Me hice abogado, gracias a Dios tengo dos diplomados y estoy con una maestría”.

En 2012, alias Fito fue condenado a 25 años de prisión por asesinato. Pero un año después se escapó de la cárcel La Roca de Guayaquil, junto a otros ocho integrantes de su banda. Fue recapturado tres meses después.

Pero la cárcel no impidió que siga al frente del grupo delictivo que actuaba sobre todo en Manabí. En junio de 2017, cayó parte de su estructura conformada por 36 miembros. Se dedicaban a atentados contra la vida, robo de vehículos, extorsión, clonación de vehículos robados, comercialización de repuestos, microexpendio de droga, enriquecimiento privado no justificado, defraudación tributaria, tráfico de influencias, entre otros delitos. Tras esta acción policial se informó que Fito sería el brazo armado de alias Gerald, mejor conocido como el Pablo Escobar ecuatoriano y el único connacional que cumple una condena en EEUU.

En ese proceso por delincuencia organizada, la Fiscalía estableció que Fito era el encargado de coordinar los envíos de gasolina mediante barcos desde Manta y Jaramijó, para que se abastecieran las lanchas rápidas que llevaban la droga. A través de interceptaciones se conoció también que desde la cárcel mantenía contactos telefónicos directamente con Gerald y sus abogados. En una de ellas se le escucha decir que “vienen ciudadanos de la tierra de Vicente Fernández”. Pero también se lo mencionó  “como el presunto autor del robo de tres millones de dólares en efectivo” de una caleta ubicada en Manta, según el expediente de ese caso. Por ese caso, la Fiscalía pidió 28 meses de cárcel para alias Fita. Pero como él ya estaba en prisión esa pena no se sumó. Tras este caso, se conoció las vinculaciones de esta agrupación con un capitán de la Policía, quien en 2017 fue hallado colgado en una celda de la cárcel de Latacunga.

“Lo que han hecho es algo que no se ha visto en Ecuador, tal vez sí en otros países, aquí había códigos, pero los códigos se rompieron. Yo he tratado de tener una paz, un diálogo, para que todas las personas de las cárceles convivan con tranquilidad. Ya pasaron cosas feas, pero ya pasó”. En lo que va del año, han ocurrido cuatro masacres en las cárceles del país, siendo la Penitenciaría del Litoral el escenario más frecuente.

Después del asesinato de Jorge Luis Zambrano, alias JL o Rasquiña, el mando de Los Choneros quedó a cargo de alias Fito y alias JR. Pero esto no gustó a las facciones del grupo más violento del país señalado por estar vinculado al narcotráfico, sicariato y otros delitos. Desde entonces hay una disputa entre Fito y JR y estas facciones, entre ellas Los Tiguerones y Los Lobos, que ha dejado 321 muertos en las cárceles y el aumento de muertes violentas y selectivas en las calles.

En ese video, pidió a todas las personas que están en las cárceles hacer un consenso y llegar a un acuerdo para “poder vivir”. 

GALERÍA
Enemigos habrían ayudado a alias Fito en liberación de su hija
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Con la vacunación a la baja, hay dudas sobre si se llegará a la inmunidad colectiva en 2021
Manuel Novik
Así fue la censura a PLANV en el Complejo Judicial Norte
Redacción Plan V
Guardianas de Semillas y su casa de sanación en Los Andes
Gabriela Ruiz Agila @GabyRuizMx
Gobierno Abierto: la información pública en un click
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Torres y Jarrín: dos asambleístas que pierden los estribos en Twitter
Redacción Plan V
La chequera de Chérrez pone en evidencia la red de sobornos en el caso ISSPOL
Redacción Plan V
La erosión en el río Coca está a 8 kilómetros de Coca Codo Sinclair
Manuel Novik
Así fue la censura a PLANV en el Complejo Judicial Norte
Redacción Plan V