Back to top
8 de Febrero del 2024
Historias
Lectura: 16 minutos
8 de Febrero del 2024
Marcelo Aguilar V. MD, MSc, PhD, Posdoctor Docente Universitario
Universidad Central del Ecuador: apuntes para un rector nuevo
0

La Universidad Central del Ecuador, la más antigua y segunda en tamaño del país, hace una renovación integral de sus principales autoridades. Foto: Luis Argüello. Archivo PlanV

 

El Alma Mater no puede eximirse de una realidad nacional inmersa en la pobreza, la narcoviolencia, la crisis económica y la crisis institucional del Estado en medio del caos político y social. Desde la visión académica se debe realizar un esfuerzo para contribuir con conocimiento y pensamiento a resolver los grandes males nacionales.


La cuatricentenaria Universidad Central del Ecuador (UCE, 405 años), se apresta a elegir a sus autoridades el próximo jueves 15 de febrero. La primera vuelta electoral se cumplió con la participación de siete listas, tres de ellas encabezadas por mujeres, hecho inédito en su historia. Se eligen rector y cuatro vicerrectores: Académico, de Investigación, Doctorados e Innovación y Administrativo.

Pasaron a segunda vuelta Patricio Espinoza, por la Lista 3, con 30% de la preferencia, y Eduardo Aragón por la lista 6, con 16,55%. Le siguieron Jaqueline Altamirano de la Lista 1 (13,11%), Santiago García de la lista 4 (12,49%), Jorge Santamaría Lista 5 (11,84%), luego Silvia Vega y Susana Baldeón que sumaron cerca de 16%.

Termina un período de diez años con Fernando Sempértegui Ontaneda al mando del Alma Mater, apoyado por dos brillantes vicerrectoras y un importante equipo académico. Su accionar se dio en el marco de las significativas reformas de la Educación Superior ocurridas en el gobierno de Rafael Correa.

Desde el entendimiento de la Revolución Ciudadana se proyectó una universidad en diversas tipologías, con espacios académicos limitados. Emergió un inusitado entusiasmo por la investigación al borde del conocimiento científico, como solución a los problemas del país y la clave para alcanzar el buen vivir, modulado por mecanismos burocráticos en la configuración y seguimiento del desempeño académico, así como la orientación de la agenda de investigación para las universidades. Condiciones que limitaron un quehacer abierto, transparente y democrático de la ciencia y el conocimiento. Diseñaron una universidad tutelada y sometida a la visión del Estado vertical emergente.

Sempértegui ha orientado una administración de la UCE tolerante, respetuosa, despojada de banderas partidistas y sectarismos enconados. Han primado el diálogo y el respeto, la práctica de derechos académicos y ciudadanos, comprendiendo esto, en el escenario de tensión continua, natural de la academia. 

la UCE Cuenta con un presupuesto de USD 140 millones, incluyendo importantes rubros de autogestión. Los recortes progresivos desde el gobierno de Moreno le quitaron 13 millones. El monto de inversión per cápita (monto/ estudiantes) es menor que el de otras universidades públicas.

La UCE es una comunidad académica con la población de una ciudad intermedia del Ecuador. Cuenta con 50.000 estudiantes (incluidos los de preparación), 2.300 docentes y 1.300 empleados y trabajadores. La UCE tiene un 59.10% de estudiantes mujeres; el 36.49% de docentes son mujeres. Dispone de 21 Facultades con 63 carreras en grado más tres en modalidad en línea y 140 programas de posgrado en ejecución.

Cuenta al momento con un presupuesto de USD 140 millones, incluyendo importantes rubros de autogestión. Los recortes progresivos desde el gobierno de Moreno le quitaron 13 millones. El monto de inversión per cápita (monto/ estudiantes) es menor que el de otras universidades públicas. Ha propuesto mecanismos inclusivos para incorporación de estudiantes de minorías, especialmente estudiantes de las zonas marginales del país y mantiene una actitud abierta para encaminar la resolución de conflictos sociales y el compromiso con los más vulnerables.

La oferta académica se incrementó en el período: se crearon tres nuevas Facultades de Ciencias: Biología, Discapacidades y Desastres. Emergieron diez nuevas carreras, tres de ellas virtuales. Se ha impulsado el desarrollo de la ciencia y las artes. La carrera de Música y sus bandas entonan a la comunidad universitaria y la gestión en el área social paga una tremenda deuda de la UCE con el país, con la creación de las carreras de Antropología, Historia y Cine. A nivel de posgrado se ofrecen 140 programas en todas las áreas, más que la FLACSO y Universidad Andina Simón Bolívar, juntas.

Quizá uno de los puntos más relevantes sea la enorme tarea de promover la formación de los docentes del Alma Mater en el grado de PhD. En 2014 la UCE contaba apenas con 14 docentes con ese grado, al momento cuenta con 415 ya registrados en la Senescyt y aun otros en curso de formación. Esto implicó un despliegue inmenso de gestión con universidades extranjeras. Los estudiantes de doctorado se beneficiaron con salario, licencia, estipendio, costo de colegiatura, pasajes y al regreso accedieron a fondos para sus proyectos. Las mujeres, y en especial las que estuvieron en condición de maternidad, tuvieron apoyos adicionales para que viajaran con su familia. Inmenso aporte al desarrollo académico del país.

Quizá uno de los puntos más relevantes sea la enorme tarea de promover la formación de los docentes del Alma Mater en el grado de PhD. En el 2014, la UCE contaba apenas con 14 docentes con ese grado, al momento cuenta con 415 ya registrados en la SENESCYT y aun otros en curso de formación.

La producción científica con artículos reconocidos en bases internacionales se incrementó dramáticamente. Entre 2014 y 2023 se publicaron 1400 artículos científicos, mientras que en los 40 años anteriores al 2014 se producía un máximo de 10 artículos por año. Las relaciones de los posgradistas con las universidades formadoras de PhD permitieron generar unos 159 convenios con universidades del mundo, incrementando la internacionalización de la Central. Relaciones internacionales firmó 850 acuerdos interinstitucionales en el Ecuador.

Se construyeron nuevos edificios para Ingeniería Química, Ciencias Sociales y Humanas, Sicología, la sede de la UCE en Santa Cruz, Galápagos. Se recuperaron otros tantos, en particular la estación de campo de la Amazonia, Juri Juri Causay, en Puyo.

En materia tecnológica se ha realizado una inversión importante, de unos 10 millones de dólares, en los laboratorios de minas y petroquímica, análisis farmacéutico, pavimentos, sísmica. ingeniería industrial, odontología, clínica, veterinaria, producción láctea en las granjas universitarias. Punto y aparte es la clínica de simulación y robótica de la Facultad de Ciencias Médicas, que cuenta con equipamiento de punta en un área de 1200 metros cuadrados, producto de la cooperación con Japón. Robots, fantomas y simuladores entrenan a estudiantes de graduación y posgrado en procedimientos médicos antes de sus prácticas clínicas.

Una toma del Teatro Universitario y el edificio administrativo de la Universidad Central del Ecuador. Foto: Redes Sociales

LA UCE ha sido pionera en la creación del Instituto de Equidad, Género y Derechos, que lucha contra las inequidades y violencia, y desarrolló un código ético de conducta universitaria. La violencia y el abuso de género son duras realidades que desafían a la sociedad. Los casos denunciados se han procesado y juzgado conforme derecho, dolorosa realidad de nuestro país.

Los estudiantes, primera razón de ser de la universidad, se han beneficiado del salto cualitativo de orden académico, de la gestión ordenada y programada para su quehacer. Se han ofrecido 4000 becas estudiantiles por semestre. Esto por excelencia académica, por vulnerabilidad, enfermedades catastróficas, discapacidad, mérito deportivo y artístico, pueblos y nacionalidades. Durante la pandemia los estudiantes fueron liberados de aranceles y recibieron servicios de internet contratado por la universidad para mantener las condiciones de virtualidad exigidas en ese difícil período.

Alientan los resultados de habilitación profesional de algunos de nuestros estudiantes. Los médicos egresados (160) de la UCE en la última evaluación aprobaron el 98%, 10 puntos por encima del promedio nacional. Enfermería: 90% los de UCE, 60% nacional. Odontología: 93% los de la UCE y 74% de otras universidades.

Alientan los resultados de habilitación profesional de algunos de nuestros estudiantes. Los médicos egresados (160) de la UCE en la última evaluación aprobaron el 98%, 10 puntos por encima del promedio nacional. Enfermería: 90% los de UCE, 60% nacional. Odontología: 93% los de la UCE y 74% de otras universidades.

El sistema de bibliotecas integra a 21 centros interconectados y tiene reconocimiento internacional. Cuenta con extraordinario acervo histórico y una colección patrimonial contenida en cuatro museos y dos herbolarios al servicio de la comunidad. Se cuenta con dos núcleos informáticos que permitieron responder a los desafíos de la pandemia y sustenta más de 7200 aulas virtuales.

La UCE jugó un papel destacable en los últimos conflictos sociales y levantamiento de los pueblos y nacionalidades indígenas y montuvias. Por un lado, ofreciendo apoyo y acogida humanitaria a los movilizados, sensibilizando al gobierno sobre las condiciones precarias de los manifestantes y contribuyendo en los diálogos de paz y posicionando las necesidades de esas poblaciones frente al Estado.

La UCE respondió frente a la pandemia incrementando sus capacidades de investigación y generando innovaciones. Realizó programas de vigilancia epidemiológica comunitaria, generó vacunatorios que permitieron proteger a la comunidad universitaria y a ciudadanos de Quito con la aplicación de más de 400.000 vacunas contra la Covid-19, en coordinación con el Ministerio de Salud Pública.  Sus especialistas jugaron un enorme papel en la vocería científica y especialmente en medios de comunicación, para la orientación de la comunidad en momento muy críticos del evento.

Las nuevas autoridades y el futuro

Patricio Espinoza representa a una alianza entre directivos de la Federación Profesores, Unidad Popular (el viejo Movimiento Popular Democrático) y otros grupos de diferente tendencia. Su candidatura fue impugnada por el movimiento de Silvia Vega por tener visos de ilegalidad, lo cual fue aceptado por el Honorable Consejo Universitario. Sin embargo, las intervenciones legales de una jueza y la ardorosa defensa de sus auspiciantes le permitieron su participación en la contienda. Ha protagonizado una sostenida y costosa campaña electoral. Eduardo Aragón fue decano de Medicina Veterinaria y cercano a la gestión del Rector en sus áreas, destaca en el desarrollo de las capacidades científicas y técnicas de su facultad. Tienen apoyo de diversos grupos que buscan un mayor desarrollo de la UCE.

Para quienes tenemos memoria más larga, la presencia de MPD en la UCE se asocia con oscuros recuerdos: mediocridad académica, violencia, intolerancia, sectarismo, actos que denigraron a la academia. Auguro que sus actuales militantes hayan descartado esas prácticas nefastas.

La crítica al continuismo ha sido el pilar central de Espinosa, que plantea una universidad más participativa, mientras que Aragón habla de una mayor vinculación de la universidad con la sociedad y el sector productivo, el incremento de avances científicos, el posicionamiento de punta y la corrección de debilidades institucionales.

Para quienes tenemos memoria más larga, la presencia de MPD en la UCE se asocia con oscuros recuerdos: mediocridad académica, violencia, intolerancia, sectarismo, actos que denigraron a la academia. Auguro que los actuales militantes de esa línea hayan descartado totalmente esas prácticas nefastas.

Hay avances y enormes desafíos

La UCE ha avanzado, ¡qué duda cabe! Pero hay enormes desafíos que deberán ser superados, principalmente en el área administrativa financiera. Es imperativo mejorar la gestión por procesos, automatizada, actualizada con la tecnología, que permita estar por encima de las graves limitaciones que plantea la normativa de la administración pública del Estado ecuatoriano, un galimatías al parecer concebido para evitar el gasto público y culpar a los ejecutores de ineficientes. Es deseable una administración financiera desconcentrada en las facultades e institutos de investigación con los mecanismos de monitoreo que permite la tecnología. Mecanismos ágiles para la gestión y la investigación, más aún para la vinculación a la sociedad

Es necesario profundizar los mecanismos democráticos para escoger autoridades internas conforme a merecimientos académicos, habilidades y conocimiento administrativo, que permita conformar equipos de mayor eficiencia y compromiso.

Es imperativo el posicionamiento de los alcances de la educación publica de calidad en el Ecuador, visualizar los avances que ha logrado al interno la UCE y su alcance social; más allá de los rankings hay que valorar la evolución interna y la prospectiva. Y hay que defender su presupuesto, lastimado en las últimas administraciones perjudicando la evolución adecuada de la institución.

Es coherente hacer una evaluación integral de calidad y pertinencia de la oferta académica, del modelo pedagógico que requiere actualización acorde a las necesidades académicas actuales; de los efectos de las reformas en la Educación Superior que cumplen ya un decenio de aplicadas. Se requiere renovar la estructura física y fortalecer la comunicación para la promoción y difusión de la actividad científica, académica y de vinculación con la sociedad.

La UCE bien debe esforzarse para constituir tanques de pensamiento que no teman a las utopías y mediante los cuales reflexionemos qué futuro nos queda a los países periféricos como el Ecuador en medio de la vorágine de cuarta revolución industrial. ¿Qué podemos ser en este escenario?

El Alma Mater no puede eximirse de una realidad nacional inmersa en la pobreza, la narcoviolencia, la crisis económica y la crisis institucional del Estado en medio del caos político y social. Desde la visión académica se debe realizar un esfuerzo para contribuir con conocimiento y pensamiento a resolver los grandes males nacionales. Ninguna de las candidaturas ha planteado estos asuntos, como si la UCE fuera una burbuja en medio del país

La UCE bien debe esforzarse para constituir tanques de pensamiento que no teman a las utopías y reflexionemos qué futuro nos queda a los países periféricos como el Ecuador en medio de la vorágine de cuarta revolución industrial. ¿Qué podemos ser en este escenario?

El continuismo en sí mismo no puede ser visto como tara o defecto. Los grandes cambios institucionales y sociales ocurren luego largos períodos de aplicar políticas, acciones y estrategias. La reseña sobre los últimos 10 años del Alma Mater, arrojan logros importantes comparando en el “quien te vio y el quien te ve”.  El continuismo no debe ser mala palabra si se atisban sendas exitosas.

Cualquiera de los candidatos que alcance el rectorado estará obligado a continuar acciones en la bien la institución que tiene, en el Plan Estratégico aprobado en el 2023, los derroteros y desafíos a superar en el futuro. Sus estilos podrán cambiar, pero no los pilares fundamentales ya trazados que, por razón, deberán mantenerse.

GALERÍA
Universidad Central del Ecuador: apuntes para un rector nuevo
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Novela: "El pasado anterior" o cómo un misterio puede romper la Historia
Redacción Plan V
Carlos Pólit dice que no huyó de Ecuador en 2017 e insiste a la Corte que lo libere hasta su sentencia
Redacción Plan V
Atentado a Trump: el camino a la Casa Blanca está allanado
Ugo Stornaiolo
Crimen organizado, delincuencia común e invasores asechan las áreas protegidas
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Una red de empresas fantasmas en Ecuador exportó 500 millones de dólares en oro
Por Plan V y medios aliados
Feria del Libro de Quito: el chasco del periodismo cultural
Miguel Molina Díaz - Escritor
El correísmo no pierde tiempo en su intento de hacerse de la Judicatura
Redacción Plan V
José Serrano habla de narcotráfico y relaciona a Ministro de Agricultura
Redacción Plan V