Back to top
23 de Enero del 2024
Historias
Lectura: 11 minutos
23 de Enero del 2024
Manuel Novik
El TLC con China: ¿Exportaciones a cambio de basura?
0

Fotomontaje referencial: PlanV

 

La Asamblea Nacional tiene en sus manos la ratificación de un tratado comercial que promete beneficios arancelarios, pero que también podría abrir las puertas a la importación de plásticos de un solo uso o hasta desechos nucleares. Estas son las posturas del Gobierno y de las organizaciones civiles.


Luego de una negociación de 10 meses, en mayo de 2023 Ecuador y China suscribieron un Tratado de Libre Comercio (TLC). Luego de obtener un informe favorable de la Corte Constitucional, el tratado debe ser ratificado o rechazado en su totalidad en la Asamblea Nacional.

Asia es el continente de mayor crecimiento económico sostenido en los últimos 20 años. Con más de la mitad de la población mundial, produce actualmente un tercio de la riqueza de todo el planeta.

Ecuador se convertiría en el tercer país de Sudamérica en firmar un TLC con China, luego de Chile y Perú. El gigante asiático, la segunda economía del mundo, es hoy por hoy el principal socio comercial no petrolero del Ecuador. El 26% de nuestras exportaciones van a ese país.

Julio Jose Prado, ex ministro de Producción, Alfredo Borrero, ex vice presidente, Guillermo Lasso, ex presidente y Gustavo Manrique suscribieron el Tratado de Libre Comercio con China. Foto: Carlos Silva / Presidencia de la República

El acuerdo permitirá reducciones arancelarias en exportaciones y menores costos en importaciones chinas. Entre enero y noviembre de 2023, exportamos $5.329 millones e importamos $5.636 millones de China, teniendo así una balanza comercial no petrolera deficitaria de $307 millones. A pesar de eso, las exportaciones no petroleras a China han crecido en cinco veces entre 2018 y 2022, y la brecha se ha ido cerrando en los últimos años.

La Federación de Exportadores asegura que las dos economías son complementarias. Mientras que Ecuador es un gran exportador de alimentos, China es el segundo importador del mundo en ese rubro. Así mismo, los asiáticos son un relevante exportador de materia prima y Ecuador no produce necesariamente los insumos que su industria necesita.

Casi el 100% de los productos ecuatorianos negociados llegarán progresivamente a tener un arancel de 0%, el 60% tendrá esa tasa con efecto inmediato. Camarón, madera, concentrado de cobre y plomo (que extraen las propias empresas chinas en minas cómo Mirador), atún, plátano, cacao, rosas, pitahaya y otras frutas son algunos de los principales productos de exportación que se beneficiarán con la reducción arancelaria.

El acuerdo abrirá al país el acceso a un mercado de 1400 millones de personas, el más grande del mundo y 78 veces la población de Ecuador, enfatizan los defensores del acuerdo. Por otro lado, más de 4000 partidas ingresarán con arancel 0%, que son en su mayoría materia prima para la industria. El Gobierno ecuatoriano excluyó 820 productos industriales y manufactureros de sectores sensibles de la producción nacional.

La Asamblea Nacional debe aprobar o improbar el TLC, para lo que se requieren por lo menos 70 votos. Pero al momento no habría apoyo en la cámara.

Un TLC negociado a puertas cerradas

María Fernanda Soliz, coordinadora de Basura Cero, es parte de una coalición de más de 100 organizaciones que denuncian que el TLC fue negociado a puertas cerradas. “Nos negaron el acceso al debate en todas las instancias, incluso en la Asamblea fueron muy selectivos con quienes invitaban”, afirma.

Para Soliz, el tratado busca “disfrazar” los residuos como materia prima. “Hay una política colonial con los desechos. Ya no vemos una política militar. El neo colonialismo de la basura la vemos con los desechos que el norte envía a los países del sur”, dice.

La académica repasa la historia reciente del manejo de la basura entre las principales potencias del mundo. En 2018 China decidió que dejaría de importar la basura del mundo, incluido EE.UU. Desde ese año, los desechos de los norteamericanos empezaron a ir a México, El Salvador y Ecuador, en ese orden.

El TLC estipula que China podría enviar cenizas resultantes de la quema de entidades municipales de ese país, chatarra, vidrio, líquidos tóxicos, pilas o desechos electrónicos. Ecuador en cambio no puede enviar ningún desecho, ya que China lo prohibió. “Esta es una condición a cambio del beneficio para la industria agroexportadora”, piensa Soliz.

“El Gobierno afirma que a pesar de que estén los acuerdos con China, no se puede importar desechos por estar en contra de nuestra norma, si están en contra de la norma, ¿cómo pueden estar en el tratado?”, se pregunta la catedrática.

A pesar de estar prohibido en teoría, PlanV ha documentado cómo Ecuador se convirtió en uno de los mayores importadores de basura desde los EE.UU. Esto se da en parte, gracias a que el Ministerio de Ambiente emite “dispensas temporales”, licencias para las empresas puedan seguir importando los desechos si son capaces de demostrar que aquí no hay materia prima.

“El Gobierno afirma que a pesar de que estén los acuerdos con China, no se puede importar desechos por estar en contra de nuestra norma, si están en contra de la norma, ¿cómo pueden estar en el tratado?”, MARÍA FERNANDA SOLIZ.

Por otro lado, la investigadora dice que el Estado no tiene la capacidad de inspeccionar los desechos que ingresan. “Con la partida arancelaria 3915, solo han existido 10 inspecciones de ingresos terrestres, cuando el 90% ingresa vía marítima. El material que importan las empresas privadas de EE.UU. viene contaminado y mucho de ello no puede ser reciclado”.

Soliz advierte que el panorama local ya de por sí es alarmante: el 95% de nuestra basura es enterrada en malas condiciones. “Importar desechos es más cómodo para las empresas que trabajar respetuosamente con los 30 mil recicladores de base que tenemos acá”, concluye.

Gustavo Redin, presidente de CEDENMA, analiza otro eje clave en el TLC: la flexibilización a controles ambientales con el fin de promover la llegada de inversionistas. El acuerdo no sería para proyectos ya existentes, como el minero Mirador, que estaría blindado en un inicio.

“Con el acuerdo, los Estados ceden jurisdicción a tribunales internacionales. Esto es grave. el Estado chino y sus empresas podrán demandar en tribunales, donde el Estado ecuatoriano ha demostrado su incapacidad constantemente", gustavo redín.

Redin explica que la distinción entre el Estado y sus empresas no existe para China. De ahí que la política pública de los asiáticos sea muy diferente a la nuestra. “Con el acuerdo, los Estados ceden jurisdicción a tribunales internacionales. Esto es grave, en caso de poner acciones de protección por ejemplo, y los tribunales deciden levantar licencias ambientales, el Estado chino podrá demandar en tribunales, donde el Estado ecuatoriano ha demostrado su incapacidad constantemente”.

Por lo pronto, la sesión de la Asamblea Nacional convocada para tratar este tema se suspendió sin explicación. Desde el Palacio Legislativo no se ha informado sobre una fecha para retomarla. “La Asamblea vuelve a sus movimientos de maniqueo, por no tener los votos suspenden la sesión. El correísmo ha dicho que no va a apoyar el tratado. Preocupa que el debate en la Comisión de Relaciones Internacionales, que se dio en navidad, se negó a  recibir a las organizaciones sociales”, concluye.

Prado vs Grønneberg

En un acalorado debate en el medio digital Primera Plana, el ex ministro de Guillermo Lasso, Julio José Prado, acudió a defender la firma del TLC. En el debate también estuvo el ambientalista Inti Grønneberg, quién advirtió sobre los riesgos de la partida arancelaria 3915, relacionada a desechos.

El ex ministro, que encabezó las negociaciones con China afirmó que en Ecuador hay una ley que prohíbe la importación de plásticos de un solo uso y hay normas nacionales en el Código Orgánico Ambiental, la Ley de Economía Circular que prohíben la importación de los desechos. También aseguró que está detallado que no se pueden relajar las normativas ambientales por fomentar una inversión.

“Solo se puede importar desechos solo si se cumplen estas tres condiciones: el fin sea de aprovechamiento, cuando exista la capacidad para aprovecharlo y cuando se pueda satisfacer una demanda”, dijo Prado. 

El ex ministro de Producción, Julio José Prado salió a defender el TLC a varios espacios de comunicación. El ambientalista Inti Grønneberg es un declarado opositor del acuerdo. 

Según las cifras presentadas por el ex ministro de Producción, en 2021 se importó $2.1 millones de desechos dentro de la partida 3915. En 2022 la importación fue de $3.4 millones. “Nosotros impulsamos una resolución para restringir esa partida y logramos que en 2023 solo se importe $2000 por la partida”, aseguró.

Además, Prado dijo que la 3915 ya tenía un arancel de 0% previo a la firma del TLC con China, “con la Unión Europea también hay arancel 0%, pero acá la Constitución lo prohíbe”, dijo.

Grønneberg por su parte, advirtió sobre la amenaza ambiental que representa China para el mundo. “China consume el 20% de los plásticos que se producen a nivel planetario. Ahí se producen 60 millones de toneladas de plástico, equivalente a 30 millones de autos, solo el 17% de ese volumen se recicla”.

Según el ambientalista, cerca del 20% de lo que se produce en China termina en botaderos o ríos del gigante asíatico. Además dijo que cerca del 15% de los plásticos arrojados a los mares vienen de China. “Ellos ya degradaron su ecosistema marino y por eso están llegando a nuestro lado del pacífico”, afirma Grønneberg.

“No es materia prima lo que nos van a mandar, el desecho no es materia prima. Ecuador ya importa toneladas de basura bajo la partida 3915 y acá no se recicla ni el 3%. El relleno del Inga en Quito hace 5 años llegó a su capacidad máxima. Más de la mitad de los GADs en nuestro país tienen botaderos a cielo abierto”.

Para el ambientalista, el manejo de los desechos terminará por afectar a las exportaciones ecuatorianas, mencionó los casos en que se encontró plomo en alimentos y dijo que primero debemos aprender a manejar los desechos locales.

El debate terminó con una indirecta del ex ministro Prado, quien dijo que era muy cómodo señalar cuando se es financiado por becas y ONGs. Grønneberg le aclaró que el vive de su actividad empresarial.

GALERÍA
El TLC con China: ¿Exportaciones a cambio de basura?
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Se viene el TLC con China
Juan Cuvi
La Agencia EFE le "suspendió" el premio Rey de España de Periodismo a La Posta
Redacción Plan V
EE.UU: las elecciones más difíciles de su historia
Ugo Stornaiolo
La fiscal Diana Salazar alega su embarazo de alto riesgo como argumento contra el juicio político
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Audio entre Carlos Pólit y Diego Sánchez (primera parte): en 2020 el excontralor creía que le pincharon su teléfono
Susana Morán
Audio entre Carlos Pólit y Diego Sánchez (segunda parte): el excontralor pidió ayuda para su hijo John a Lenín Moreno
Susana Morán
La "gran fiesta" de despedida de Roberto Izurieta levantó polvareda
Redacción Plan V
Ecuador, en el eje de la criminalidad en Europa
Redacción Plan V