Back to top
21 de Marzo del 2024
Historias
Lectura: 20 minutos
21 de Marzo del 2024
Redacción Plan V
Los 10 pecados diplomáticos de la canciller Gabriela Sommerfeld
0

Gabriela Sommerfeld es empresaria de aviación y turismo y el nexo de Noboa con el empresariado quiteño. Foto: Cancillería Ecuador

 

En 100 días de manejo de la política exterior, el Gobierno de Daniel Noboa habría cometido por lo menos diez pecados. La improvisación, los manejos poco ortodoxos de la agenda internacional y la falta de experiencia de la canciller explicarían lo que ocurre.

Los 100 días de Daniel Noboa en política exterior registran altibajos. Si bien buena parte de la agenda internacional del gobierno se centra en continuar la hoja de ruta trazada durante las administraciones de Lenin Moreno y Guillermo Lasso, las decisiones y designaciones del presidente han llamado la atención de expertos en relaciones internacionales.

Pero desde sectores diplomáticos y académicos, hay críticos hacia la forma en la que Gabriela Sommerfeld, una empresaria de la aviación y el turismo, maneja la diplomacia ecuatoriana. Para ex diplomáticos consultados, el rol de la canciller debería ser mucho más técnico, y debería ser ejercido por alguien menos inexperto en el servicio público y diplomático.

Estos ex funcionarios, sostienen que la función principal de un canciller es asesorar al presidente de la República en materia de relaciones exteriores, pero en este caso ocurre que Sommerfeld se limita a implementar decisiones de Noboa que tampoco son tomadas con adecuada información y criterio. 

En los tres meses del actual gobierno, hay decisiones y resoluciones que han despertado polémica por ser, cuando menos sui géneris. Este es el top ten de las medidas más polémicas en relaciones exteriores en lo que va de la gestión de Daniel Noboa y cómo pudo la canciller haber asesorado en ellas. 

1 • La vicepresidenta-embajadora 

La forma en que se “resolvió” el tema del conflicto político con la vicepresidenta de la República, Verónica Abad, se pasó de disruptiva, según expertos en relaciones internacionales consultados. Ante la evidencia de la ruptura con Abad, quien ni siquiera fue invitada a los festejos del entorno de Noboa en la mansión de Olón, la solución para anularla políticamente no tuvo parangón: Noboa emitió un decreto creando un cargo internacional fuera de la jurisdicción del Ecuador, que no tiene validez alguna en Israel (que solo acepta una embajada, de acuerdo con la Convención de Viena) y no se hicieron primero las necesarias consultas ni con Israel, ni con los palestinos, ni con los mediadores árabes o con Estados Unidos, por si efectivamente querían que Ecuador aporte con la misión de su vicepresidenta.

La vicepresidenta Verónica Abad presentó el martes 19 de diciembre sus cartas credenciales como embajadora de Ecuador en Israel. Foto: Cortesía

Para fuentes diplomáticas consultadas, la canciller se prestó a poner en riesgo a la Vicepresidenta, que tiene la misma legitimidad democrática que el Presidente, al enviarla a lo que técnicamente es una zona de guerra, pues la misión ecuatoriana instalada en Tel Aviv está a menos de 100 kilómetros del frente en Gaza. Pero como el cargo que Noboa se inventó, el de "embajadora para la paz" no tenía ningún efecto internacional, la solución fue nombrarla embajadora del Ecuador en Israel, que es lo que actualmente hace Abad. Fueron los funcionarios de la Cancillería quienes lograron darle viabilidad a lo que se considera una caprichosa decisión del presidente, pensada solamente para alejar a Abad del Ecuador.

El arresto de su hijo el 21 de marzo, en relación con una denuncia de un supuesto tráfico de influencias del entorno de la vicepresidencia, planteada por un abogado en Quito, complica más la situación de la funcionaria, pues la indagatoria penal en su contra podría significar que deba dejar la embajada y la propia vicepresidencia, pues Noboa no tiene intención de encargarle el poder mientras hace campaña política. La misión de Abad en Israel es, hasta el momento, ineficaz. Si debía "precautelar" que se produzca una escalada en la guerra en la Franja de Gaza, es poco o nada lo que ha hecho en esa línea, dedicándose únicamente a las relaciones con Israel, que es una de las varias partes involucradas.

Según el experto en relaciones internacionales de la Universidad Internacional del Ecuador, Santiago Carranco, no cabe esperar que Abad haga nada más que ser embajadora en Israel, pues en eso terminó la polémica designación que le alejó del país. 

2 • La carambola de la "chatarra" rusa 

El intento del Ecuador de tercerizar armamento de origen ruso de los arsenales nacionales hacia Ucrania, vía Estados Unidos, terminó en el fiasco de la "chatarra", algo que fuentes diplomáticas consideran "una vergüenza a escala internacional  y un error grave del Ministerio de Relaciones Exteriores". Y es que las sorprendentes declaraciones del presidente Daniel Noboa, quien confesó en una entrevista con la cadena CNN que fue sorprendido por la declaración de Estados Unidos de que realmente las armas iban a ir a parar en Ucrania, evidenció la omisión de la Cancillería en asesorar al presidente y a las Fuerzas Armadas, que estaban gestionando la donación de la "chatarra" a cambio de helicópteros y aviones de transporte, sobre el conflicto internacional que eso iba a provocar. 

Para ex diplomáticos consultados, más allá de la anéctota de que el presidente Noboa declare que unas baterías de misiles antiaéreas perfectamente operativas eran "chatarra", el caso significó que el país abandonó su Ecuador neutralidad en el conflicto armado Rusia-Ucrania.

La respuesta del Kremlin, que constantemente ataja los intentos de enviar armas a Ucrania en el conflicto en su contra, fue inmediata: hubo sanciones contra el banano y también contra los claveles, que simplemente dejaron de ser pedidos por los compradores rusos, lo que obligó al Ecuador a dar marcha atrás en el intento de triangular las armas ucranianas. En ese proceso, fue clave la intervención de la Cancillería, que logró apagar el incendio asegurando a Moscú que no se iban a entregar las armas, lo que también incomodó a los Estados Unidos. "La Cancillería debió apagar este incendio, hacer que el Ecuador retroceda, desairar a Estados Unidos y caer en desgracia con Rusia. Carambola", dijo un ex diplomático a este portal.

3 • Soledad Peña, la joven a la que Washington vetó

La  hija de Eduardo Peña, presidente del Directorio del IESS y actual encargada de negocios del Ecuador en Washington, Soledad Peña, se quedó sin que la Casa Blanca le concediera el beneplácito, algo que no había ocurrido desde cuando el ex secretario Jurídico de la Presidencia, Alexis Mera, esperó más de un mes que Washington diera luz verde para su designación. Peña había trabajado con Ivonne Baki, quien actualmente se desempeña en la Embajada del Ecuador en París, y al recibir Baki el beneplácito del Gobierno de Emmanuel Macron para ser embajadora, quedó a cargo Peña de la Embajada.

Soledad Peña Plaza es encargada de negocios del Ecuador en Washington. Foto Archivo Diario Expreso

Pero aunque el Ecuador intentó que se le acepte como embajadora titular, el beneplácito nunca llegó, lo que significó que la embajada del Ecuador en esa capital siga vacante. Pero, ¿qué ocurrió? Una fuente diplomática precisó que "Estados Unidos y Ecuador, por tradición, siempre han designado a embajadores con experiencia, al menos política", además, la ley ecuatoriana del Servicio Exterior dice que no puede ser embajador alguien menor a 35 años de edad, destacan y aseguran que debió ser la canciller Sommerfeld quien informara al presidente sobre la tradición en las relaciones bilaterales y sobre la normativa vigente en materia de relaciones internacionales. 

Para Santiago Carranco, la designación de Peña fue apresurada, y puso en evidencia que Washington preferiría una persona de mayor edad y trayectoria. 

4 • La carta pidiendo permiso para entrar a la Embajada de México para detener a Jorge Glas

El hecho de que el ex vicepresidente Jorge Glas se haya refugiado en la Embajada de México se ha convertido en una complicación para la actual canciller. Ha sido la propia funcionaria quien ha puesto en duda que Glas esté aún dentro de la casona de la misión mexicana, ubicada en el norte de Quito y en donde la policía monta guardia de manera permanente. Luego, la Cancillería debió aclarar que México reiteró que Glas aún sigue en la casa de la Embajada, a la espera de que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador le conceda o no un asilo político. Varios políticos correístas, como la ex presidenta de la Asamblea, Gabriela Rivadeneira, o el ex canciller Ricardo Patiño, se encuentran ya en ese país, tras recibir el asilo mexicano. Inclusive, el gobierno de Lenin Moreno les concedió el salvoconducto que les permitió dejar el Ecuador. 

Pero en lo que pareció un intento de destrabar la situación, la canciller Sommerfeld ordenó enviar una carta a la Embajada mexicana, pidiendo que se levante la extraterritorialidad para que la policía permita el arresto de Jorge Glas. Curiosamente, Ecuador había dado ese autorización a Gran Bretaña para detener a Julian Assange. Pero la canciller mexicana, Alicia Bárcenas, fue clara: conceder semejante permiso sería violar la extraterritorialidad de la embajada mexicana y, además, aún están analizando el pedido de asilo para Glas. 

Jorge Glas se refugió en la embajada de México en busca de asilo político. EFE / Mauricio Torres

¿Cabía mandar semejante carta? "es un error de lesa ignorancia. Más allá de que sea un delincuente sentenciado que evade la justicia ecuatoriana, Glas es considerado huésped de México y su embajada es inviolable. Ecuador ha quedado también en ridículo y ha generado una reacción del Estado mexicano, que en estos días envía una delegación de alto nivel a Quito", dijo un ex diplomático que ha seguido de cerca el caso.

5 • El manejo de la cuota política en la diplomacia

Al igual que el Gobierno de Guillermo Lasso, la cuota política en el Servicio Exterior es uno de los temas que configura el manejo de las relaciones internacionales. Al principio de su administración, el gobierno de Noboa confirmó a embajadores designados por Lasso, como es el caso de Pascual Del Cioppo en Catar o Ivonne Baki, entonces embajadora en Estados Unidos y actualmente en Francia. Noboa hizo otras designaciones, como el nombramiento de Vilma Andrade, ex legisladora de la Asamblea disuelta, como embajadora del Ecuador en Madrid. Andrade tiene una relación muy cercana con el presidente desde cuando coincidieron en el Palacio Legislativo. 

En diciembre de 2023, la canciller Sommerfeld había asegurado que el 90% de los funcionarios de los consulados iban a ser funcionarios de carrera, pues consideraba que no se podía "politizar" el funcionamiento de las oficinas consulares, a las que pretendía evaluar por la velocidad en la que procesaban sus documentos. También había dicho que la cuota política se mantendría dentro de lo que dispone la ley, es decir, no más del 20% de las designaciones.

Pero apenas en ese mismo mes, fue nombrado Vinicio Kar Atamaint Wamputsar como ministro en la Agencia Consular del Ecuador en Queens. Él es hermano de la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Diana Atamaint y su designación provocó críticas en el seno del Consejo.

Diplomáticos consultados dijeron que, dado el corto tiempo que tiene el gobierno de Noboa, es probable que la cuota política se concentre en la designación de funcionarios de los consulados, que deberían ser técnicos de carrera, más que en las embajadas más importantes. 

6 • El choque con Nicolás Maduro

Las relaciones con el gobierno chavista de Nicolás Maduro en Venezuela están en el mismo punto que durante el gobierno de Lenin Moreno. Moreno, alineado con Estados Unidos, se sumó al apoyo al "presidente interino" Juan Guaidó, quien fue recibido en Salinas por Moreno y reconocido como gobernante de Venezuela, lo que provocó el retiro de los diplomáticos del país caribeño. La situación no mejoró sustancialmente durante la administración de Guillermo Lasso, quien también se sumó a las medidas que aislan a Venezuela del resto de la comunidad latinoamericana.

Y aunque el Gobierno ecuatoriano no reconoce a Maduro, en la embajada venezolana en Quito despachan funcionarios del Gobierno de Maduro. Pero el choque más reciente fue en enero de este año, cuando el presidente Daniel Noboa se sumó a la línea de las anteriores administraciones, apoyando a la oposición venezolana y rechazando las acciones de Maduro para impedir que sus opositores puedan ser candidatos.

Con su estilo habitual, Maduro respondió en duros términos a Noboa, a quien acusó de abrirle la puerta al diablo con sus acercamientos con Estados Unidos en materia de cooperación militar. Según ex diplomáticos consultados, esto pudo haberse evitado con una acción más seria por parte de la Cancillería. 

7 • ¿Hay política migratoria más allá del TPS con EE.UU.?

La situación de crisis económica y violencia en Ecuador gatilló un aumento significativo de las olas migratorias, que nuevamente se dirigen hacia Estados Unidos. La nueva ruta de migración por las selvas del Darién, que separan Colombia de Panamá, empezó a ser usada masivamente por los ecuatorianos, que aumentaron en 2023 más del 75% con relación al 2022. Con un país en donde hay 40 muertes violentas por cada 100 mil habitantes, el Ecuador actual es uno de los países más violentos del mundo, pero los críticos de la actual gestión de la Cancillería señalan que no hay una política clara con relación a los migrantes, en un país en donde hasta un 63% de los consultados en una reciente encuesta señalan que estarían dispuestos a emigrar, principalmente hacia Estados Unidos. 

En una reciente reunión de alto nivel entre funcionarios de Estados Unidos y Ecuador, se destacó el pedido realizado el pasado 23 de enero, para que los ecuatorianos que se encuentran en Estados Unidos se beneficien de un estatuto de protección temporal, que podría durar hasta 18 meses y que si bien no es una regularización, significa que un nacional ecuatoriano no puede ser deportado y podría obtener un permiso de trabajo.

Estados Unidos dijo que continúa analizando el pedido ecuatoriano, que podría aliviar la situación de miles de migrantes en ese país, pero harían falta más esfuerzos para proteger a quienes dejan el Ecuador, dijeron fuentes diplomáticas. 

8 • El prematuro relevo en el Consejo de Seguridad 

En momentos en que el Ecuador logró un asiento en el Consejo de Seguridad de la ONU, que tiene una duración de dos años, el presidente Noboa y su canciller decidieron cambiar al representante del Ecuador en esa Organización, que tiene su sede en la ciudad de Nueva York. El reemplazo de Hernán Pérez Loose por José de la Gasca, un abogado de Guayaquil que se desempeñó como secretario anticorrupción en la época de Lenin Moreno, fue una de las primeras medidas que tomó Noboa en política exterior.

José de la Gasca fue secretario de Lenin Moreno y forma parte del entorno de Nobos.

Durante el mes que De la Gasca presidió el Consejo de Seguridad, en momentos que se discutían sucesos de interés global como el conflicto en Ucrania y en Gaza, pero no presentó ninguna resolución que pudiera ser discutida y aprobada, explicó el experto en Relaciones Internacionales, Santiago Carranco. Durante la presidencia de De la Gasca (la presidencia se turna entre los países que integran el Consejo en orden alfabético) los vetos de las grandes potencias, como Rusia y Estados Unidos, en relación con los conflictos mencionados dieron poco margen de maniobra al Consejo de Seguridad para intervenir en ambas problemáticas. 

9 • Las bajas en la Cancillería 

La forma en la que la canciller Sommerfeld maneja las relaciones internacionales y las decisiones que toma han provocado algunas bajas en el personal de carrera del Servicio Exterior, que ha preferido dar el paso al costado ante la presencia de la ex empresaria turística y sus asesores, quienes tampoco provienen del ámbito diplomático. 

Diplomáticos consultados hablan, en este ámbito, de  la salida del vicecanciller Carlos Larrea, quien fue embajador en China  y que pudo aportar en el actual momento de ampliación de relaciones con el gigante asiático. También salió de la Cancillería el diplomático Gonzalo Gonzáles, quien estaba a cargo del tema migratorio. Según se dice en el Ministerio, las decisiones comerciales privilegian aspectos comerciales por sobre los políticos y evidencian un fuerte alineamiento con las políticas de seguridad regional con Estados Unidos, lo que aleja al país de su tradicional multilateralismo. 

10 • Los acuerdos con Estados Unidos limitan las políticas autónomas 

Aunque la firma de cuatro acuerdos polémicos con Estados Unidos en materia de seguridad no es obra exclusiva de este gobierno, y es producto del acercamiento a Washington desde 2017, cuando terminó el gobierno de Correa, diplomáticos consultados creen que nos limitan frente a los países latinoamericanos, así como para ejercer políticas autónomas de integración y decisiones fundamentales como la política antidrogas, que quedan de alguna manera subordinadas a la agenda de Washington. 

"Hay un inadecuado sometimiento a la política exterior de Estados Unidos, que si bien es nuestro socio en materia de seguridad, tiene vía libre para actuar en el Ecuador según sus propios intereses. La actitud del Ecuador es poco prudente en cuanto a poner un término medio en las relaciones con las otras potencias", dijo un ex canciller consultado para este reportaje.

 

GALERÍA
Los 10 pecados diplomáticos de la canciller Gabriela Sommerfeld
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Nueva fecha para el retiro del subsidio a las gasolinas Extra y Ecopaís
Redacción Plan V
Las cuatro derrotas del presidente Noboa
Redacción Plan V
Correísmo y oficialismo toman distancia de la tesis de crimen político en el asesinato de Villavicencio
Redacción Plan V
¿Se desinfla una opción política para Guayaquil?
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Entre el Hotel Quito y Oloncito
Consuelo Albornoz Tinajero
La fiscal Diana Salazar alega su embarazo de alto riesgo como argumento contra el juicio político
Redacción Plan V
Movimiento Nacional Surgente: ¿la nueva cara del correísmo?
Redacción Plan V
!Ay, Pame! o de la impudicia
Fernando López Milán