Back to top
2 de Agosto del 2021
Historias
Lectura: 10 minutos
2 de Agosto del 2021
Fermín Vaca Santacruz
Crisis en Quito: a Yunda nadie lo vio venir
0

Acompañado de simpatizantes, Yunda volvió al Palacio Municipal la tarde del viernes 30 de julio. Foto: Diario Expreso

 

Gracias a una decisión de la Corte Provincial de Pichincha, el proceso de remoción del alcalde Jorge Yunda volvió a fojas cero. En el Palacio Municipal fue evidente la sorpresa de los concejales que habían logrado la remoción y del propio Santiago Guarderas, quien a pesar de no estar de acuerdo con el fallo abandonó la Alcaldía. Los concejales negociaban cambios en la conformación de las comisiones metropolitanas y en las representaciones de directorios.

"Que no te vean venir", le recomienda en El Abogado del Diablo, una película de 1997 un Al Pacino mefistofélico a su pupilo. A juzgar por la sorpresa de los concejales de la mayoría que tramitó la remoción de Yunda, la tarde del pasado viernes 30 de julio, al Loro Homero, como se hace llamar el médico, locutor y empresario radial, nadie lo vio venir.

Pero esa misma tarde, amparado por una sentencia de la Corte Provincial de Justicia de Pichincha, que traducida del metalenguaje jurídico dice, en resumen, que todo el proceso de remoción del alcalde es nulo porque en la Comisión de Mesa, que dirigía Santiago Guarderas, se hizo un informe sin imparcialidad -informe que luego sirvió para remover a Yunda- el alcalde volvió al Ayuntamiento y ocupó de nuevo su oficina, la única con balcon hacia la Plaza Grande, de donde había salido Santiago Guarderas tras conocerse la noticia. 

La decisión judicial, tomada por dos de tres jueces que conocieron la causa, fue criticada por varios abogados, que sostuvieron que la Corte no podía excederse en el asunto echando abajo todo el proceso de remoción cuando la acción de protección que analizaban debía centrarse en la validez del informe de la Comisión de Mesa, más no en la decisión que al respecto, ya había tomado el Concejo capitalino. Otros recurrieron a los tecnicismos, como por ejemplo, afirmar que la sentencia de la Corte Provincial aún no se ha ejecutoriado, por lo que Guarderas aún debería actuar. Pero ni el ex decano de derecho de la PUCE espero para abandonar la Alcaldía a Yunda, quien entró al Ayuntamiento con la escolta de la Policía Municipal.

En esa misma línea, varios concejales, empezando por Guarderas, han señalado que ya el Tribunal Contencioso Electoral había conocido el proceso de remoción, atribución que la confiere la ley específica que regula a los municipios, y que había declarado que el proceso era válido pues se habían cumplido todos los requisitos para garantizar el debido proceso a Yunda. Del lado de Guarderas, se cuestionan también las irregularidades, denunciadas por el propio Consejo de la Judicatura en el sorteo simulado de las causas, lo que permitió que recayeran en jueces a los que no les debieron corresponder y que son investigados por la Fiscalía. 


Jorge Yunda retomó su despacho en el Palacio Municipal de Quito. Foto: Ecuavisa

La decisión judicial, tomada por dos de tres jueces que conocieron la causa, fue criticada por varios abogados, que sostuvieron que la Corte no podía excederse en el asunto echando abajo todo el proceso de remoción cuando la acción de protección que analizaban debía centrarse en la validez del informe de la Comisión de Mesa.

Pero la decisión debe tomarla alguien más, y al parecer, el culebrón municipal podría resolverse ante la Corte Constitucional, instancia en la que Guarderas y su grupo de concejales plantearían una acción extraordinaria de protección. Esta acción, que podría tomar un tiempo aún incierto, podría permitir que la Corte ratifique lo actuado por la Corte Provincial -es decir, darle la razón a Yunda- o, por el contrario, revoque lo actuado por los jueces de Pichincha, lo que podría significar una nueva salida de Yunda y que Guarderas retome el despacho del alcalde- en una inédita situación que la sal quiteña ha bautizado como una suerte de "pico y placa" en la alcaldía, en la que Yunda parece ejercer los días pares y Guarderas los impares.

La fugaz alcaldía de Guarderas

Durante sus diez días de gestión, Santiago Guarderas hizo algunas designaciones, que están en entredicho, luego de que la primera decisión de Yunda fue que volviera a ocupar la procuraduría general la polémica abogada Gabriela Obando, quien antes había sido supervisora de la Agencia Metropolitana de Control. 

Guarderas asumió el cargo el 19 de julio, y una de las primeras en ser removidas fue la propia Obando. Su primera medida fue pedirles la renuncia a los secretarios y gerentes de empresas municipales que había dejado Yunda. También anunció una auditoría de todas las instituciones municipales, y aseguró que sería la Comisión Quito Honesto la que revisaría las carpetas de los nuevos funcionarios designados. 

De esa forma, empezaron los anuncios y se anunciaron las primeras designaciones. Por lo menos 21 nuevos funcionarios fueron nombrados por Guarderas, en las administraciones zonales, las empresas públicas y las secretarias. 

Por lo menos 21 nuevos funcionarios fueron nombrados por Guarderas, en las administraciones zonales, las empresas públicas y las secretarias.


En diez días, Santiago Guarderas realizó algunas designaciones de funcionarios. Foto: El Universo

Así, en la Administración Zonal Calderón se nombró Yolanda Marlene Tituaña Suárez, en la Administración Zonal Eugenio Espejo a Gina Gabriela Yángüez Paredes, en la Administración Especial Turística La Mariscal a María Cecilia Zambrano Cordovez, en la Administración Zonal Centro Manuela Sáenz a María Gabriela Quiroga Reyes, en la Administración Zonal Quitumbe a Juan Gabriel Guerrero Camposano y en la Administración Zonal Los Chillos a Mercy Nardelia Lara Rivera.

En lo que se respecta a la secretarías, Guarderas nombró en Cultura a Juan Martín Cueva, en  Salud a Francisco Viteri, en Seguridad y Gobernabilidad a Daniela Valarezo, en Ambiente a Cecilia Pacheco, en Coordinación Territorial y Participación Ciudadana a Carolina Velásquez, en Educación a Luis Calle Gutiérrez, en Movilidad a Álvaro Guzmán y en Inclusión Social a César Mantilla. 

En otras instituciones municipales también hubo designaciones:  en la Empresa Pública Metropolitana de Gestión del Destino Turístico Quito - Turismo estuvo Luis Ruales, en el Cuerpo de Agentes de Control Metropolitano de Quito Ramiro Aldaz, en la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) René Paredes, en el Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP) Angélica Arias, mientras tres funcionarios de Yunda quedaron encargados: en Agencia de Coordinación Distrital del Comercio Jack Rodríguez, Empresa Pública Metropolitana Metro de Quito Allan Peñafiel Mera y como procurador metropolitano Paúl Osorio. Fue precisamente en designaciones clave como la Procuraduría o el Metro que Guarderas no logró conseguir nuevos funcionarios hasta que ocurrió el retorno de Yunda.

El proceso de análisis de las carpetas, a cargo de Quito Honesto, estaba aún verde. Este portal intentó obtener una declaración del titular de esa instancia, Michel Rowland, pero la encargada de comunicación, Mónica Gallego, dijo que no se pronunciaría hasta terminar el proceso, que, de momento ha quedado trunco. Gallego precisó que no estaban revisando carpetas de funcionarios sino las bases de datos que les había preparado el Municipio. 

Según varias fuentes cercanas al Concejo, los concejales prefirieron no hacer "sugerencias" a Guarderas para los cargos administrativos para evitar cualquier comentario sobre "reparto" por lo que Guarderas estaba haciendo designaciones "con perfil técnico". Si bien bulos de internet denunciaban supuestas presiones de los concejales por cargos. 

Según varias fuentes cercanas al Concejo, los concejales prefirieron no hacer "sugerencias" a Guarderas para los cargos administrativos para evitar cualquier comentario sobre "reparto" por lo que Guarderas estaba haciendo designaciones con perfil técnico. Si bien bulos de internet denunciaban supuestas presiones por cargos.

El Concejo y las comisiones

Otra parte de la reestructura pasaba por la reformulación de las comisiones que integran los concejales dentro del propio Concejo. El concejal a cargo del proceso era René Bedón, quien no atendió los pedidos de entrevista de este portal.

Algunos de los cambios iban a tener lugar en la Comisión de Ordenamiento Territorial, que iba a ser presidida por la concejal Amparo Narváez, en lugar de Soledad Benítez. En la Comisión de Educación y Cultura se proponía la presidencia de Paulina Izurieta, en lugar de Orlando Núñez. La concejala Luz Elena Coloma se mantenía en la comisión de Áreas Históricas y en Desarrollo Económico, y se mantenía en directorios como el de Conquito, Quito turismo y la empresa del Aeropuerto. 

La reestruturación de las comisiones debe ser resuelta por un Concejo, mientras Yunda parece interesado en plantear una nueva elección de vicealcaldesa, desconociendo en el cargo a Brith Vaca. El Concejo nombró también a Pablo Santillán como secretario titular del Concejo, pero dado Yunda es quien decide la agenda del Concejo, es posible que el Loro Homero vuelva a tener la voz cantante en el Municipio, al menos por el momento. 

 

 

 

 

GALERÍA
Crisis en Quito: a Yunda nadie lo vio venir
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

La visita de Blinken a Ecuador abre nuevos rumbos de cooperación
Redacción Plan V
"Do You Like Piña Colada" se estrena en el Teatro México
Natalia Sierra
El Guayaquil que nadie quiere ver lo retrató Jojairo en su rap
Redacción Plan V
Las mafias de tráfico de personas han "generado" mil millones en el 2021
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Un exgeneral de la Policía fue testigo clave en la defensa de Carolina Llanos
Redacción Plan V
San Lorenzo: así empezó la ola de violencia criminal que azota al Ecuador
Redacción Plan V
Más de 4.000 millones de dólares en glosas confirmadas por Contraloría no se pueden cobrar
Redacción Plan V
¿Por qué no es buena idea eliminar las tablas de drogas?
Daniel Pontón C.