Back to top
2 de Febrero del 2024
Historias
Lectura: 78 minutos
2 de Febrero del 2024
Redacción Plan V
Leandro Norero y su abogado se jactaban del ‘poder de ser invisibles’
0

Portada. Fotomontaje referencial. PlanV

 

El abogado Cristian R.M., alias Globalpax, fue otro protagonista de la audiencia de vinculación del caso Metástasis, del pasado 3 de enero. La fiscal Diana Salazar dedicó una hora y 15 minutos de su intervención a los chats que lo vinculan al proceso de delincuencia organizada. La fiscal lo señala como uno de los líderes de la organización criminal del narcotraficante Leandro Norero.



‘Para que vean no más de lo que es capaz la justicia constitucional, de aquí la misión es sacarle al jefe’, fue una de las frases que quedó registrada en los chats entre el narcotraficante Leandro Norero y su abogado Cristian R.M., alias Globalpax. Se referían a la sentencia del juez Emerson Curipallo, de Santo Domingo, quien otorgó una acción de protección a favor de alias Madrid y alias Cuyuyui, a quienes la fiscal Diana Salazar los señaló como ‘gatilleros’ de Norero. Ambos quedaron libres tras ese fallo y en los chats se observa a detalle el paso a paso que siguieron abogado, juez y el jefe, Norero.

Esta es la segunda parte de la audiencia de vinculación de ocho personas más al caso Metástasis, del pasado 3 de enero. Plan V publica estas transcripciones como un registro histórico de uno de los casos de corrupción judicial y narcopolítica más importantes del país. De las tres horas y media que duró esta diligencia, Salazar dedicó una hora y quince minutos a los chats que vinculan a Cristian R.M. al proceso de delincuencia organizada. En esa causa están un total de 39 involucrados, entre ellos Wilman Terán, expresidente de la Judicatura, y el general Pablo Ramírez, exdirector del SNAI. 

‘Todo en corto es mejor. El poder de ser invisible’, expresaban Norero y su abogado Cristian R.M. en otro chat acerca de cómo debían proceder para la liberación de alias Madrid (asesinado el 23 de septiembre de 2023) y alias Cuyuyui de la cárcel de Latacunga. “Eran invisibles hasta que llegó la luz. Ya han quedado develados de cómo han actuado durante todo este tiempo. No son más invisibles”, comentó la fiscal Salazar en la misma audiencia.

Lo siguiente es la transcripción textual de la intervención de la fiscal Salazar en esa audiencia, donde lee los chats y los comenta:

Elementos que vinculan tanto a Cristian R.M., alias Globalpax, en el equipo 1, Threema, chat 3 y también en el chat grupal llamado Emergencia, en el que participan alias Cuyuyuy, Cristian R.M. y Leandro Norero.
 

Página 111. Dice: ‘esa huevada toca apoyar y asegura ese abogado de nosotros, le damos a usted, garantía eso, que ahí muere esa nota’. Y dice Cristian R.M.: ‘una noticia, el Jota mismo se está encargando de eso, anda medio asustado, pero ya le han dicho supuestamente que no le van a suspender, mientras él esté en el cargo, eso no se mueve para nada’. ¿Por qué tenían sus vínculos también de control en el Consejo de la Judicatura?

‘Ya de una cuadra con Madrid para pasarle, eso será mañana, podemos pasarle eso. Metamos a nuestro propio director del Consejo de la Judicatura en Santo Domingo. Con esto tenemos carta abierta y tranquilidad en lo de ustedes, y cualquier cosa a futuro con cualquier juez’. Y también fiscales, en Santo Domingo. ‘El puesto lo tiene el asambleísta Gruber Zambrano, y sabemos que el sábado va a tomar una decisión a quién ponen en ese puesto. Sí hay llegada a ese asambleísta. Director del Consejo de la Judicatura’. 

Página 113. Cristian R.M.: ‘Con eso nadie nos jode, ni nos hace problema, incluso para otras libertades. Podríamos dar unos 25 K por ese puesto, sé que eso están dando en todas las provincias. Lo de ustedes está arreglado directo en Quito para que se hagan los de la vista gorda, me dijo el Jota. Pero ahí sí ponemos al abogado que nosotros queramos y sea de nuestro interés, y más que todo, esté dispuesto a copiar.

Juez: ¿Cristian R.M. con?

Fiscal: Con Leandro Norero, con el jefe, con el patrón Norero, como más adelante lo va a llamar.

También Globalpax envía una imagen adjunta y le acaban de requerir este informe al Jota. ‘Es informe previo a suspensión. Ya me voy a mover directo a Quito’, y se refieren al juez Curipallo.

Páginas 116. ‘Sí, mañana está eso sin falta (de) alias Cuyuyuy. Denle esos diez que se quedó pendiente y ya con eso se salga. Si en (inentendible) por eso cobró lo que cobró, no hay problema de ustedes’, le dice Norero. Y Cristian R.M. responde: ‘Dios nos bendiga y salgamos bien de esto. Encomendamos’.

Página 117. ‘Mientras él se quede en el puesto, nadie revoca eso. La idea es que se mantengan vigentes las boletas de libertad. Está vigente eso, y se cierra con esos diez. Así es, jefe’, le dice a Norero. ‘Arrégleme el tema de los muchachos’, le dice Norero a Cristian R.M. Dice: ‘el Jota que con eso ya detienen la suspensión del cargo. Jefe, mientras el Jota se quede en el cargo, él está dispuesto a apoyarnos en todo’. Y envía un audio adjunto. ‘Vamos ahí tigres, Dios estará con nosotros -siempre se encomienda para cometer delitos-, yo igual ya voy a meter para ver cómo le  pongo a mi primo de director del Consejo para seguir sacando otros temas. Copiado, listo abogado. No quiero que firmen los muchachos, asegúrese. Mientras el Jota se mantenga en el cargo, todo hace por nosotros’. Los jueces al servicio de la delincuencia, no al servicio de la justicia. ‘El juez va a notificar en cinco minutos y mire luego atentos al sistema, pueden ver ya ahorita, ¿ya observaron?’. El juez le anticipaba lo que iba a notificar y posteriormente se llegaba a confirmar.

Cristian R.M. (izquierda) fue abogado de Leandro Norero y sus hermanos cuando fueron detenidos por un proceso por lavado de activos. 

Página 139, chat del 2 de septiembre del 2022. Cristian R.M.: ‘Confirmen para ocultar hasta que se ejecutaría, ya hago revisar, me confirman por favor’. Cristian R.M.: ‘Esta sentencia ya está en el sistema Satje, pueden revisar’. ‘¿Ya está la boleta de libertad?’, le dice alias Madrid. ‘Ya está todo’, le contesta el abogado o mal llamado abogado, delincuente. ‘El juez dice que le cumplamos con el resto y nos la entrega en ese mismo instante. Confirmen si ya vieron en el sistema para hacer que el juez (lo) oculte y no se entere nadie de esto hasta que se ejecutaríe’. Claro, solamente se enteraba el abogado que estaba encargado de realizar este fraude procesal, este soborno, este cohecho y luego sí que sea para el público. ‘Ahorita sólo poniendo su nombre como actor, en el sistema sale su sentencia’.

Página 142. Cristian R.M.: ‘Buenos días amigos, el Jota de Santo Domingo dice que no quiere dar 10 a ningún Jota de Quevedo, ni tampoco daría del Guayas por Cuyuyui, que él mismo se gana el problema completo y ya les cambia la sentencia y les declara la vulneración de derecho dentro de todos esos procesos y ordena la libertad en todos aquellos. Misión cumplida’. Señor juez, estos jueces (con) sendas denuncias presentadas, incluso por Fiscalía, y nunca les pasó nada en el Consejo de la Judicatura, lo propio con los fiscales. ‘Diga abogado, - le dice Cuyuyui- ¿ya estamos todo solucionado? Y ¿cuándo manda esa boleta entonces abogado? Con fe de Dios’. 

Página 143. ‘El correo de la persona de confianza para hacer enviar, necesito esto. A noni pregúntele. Pero aún reflejan los otros juicios, ¿cómo le van a hacer ahí? En la misma sentencia van a salir todos, aún no han hecho eso, ya lo están haciendo’. Todo el chat en referencia al servicio que prestó el juez Curipallo.

Página 144. ‘Claro, ahí sí haga de todo en una sola bien hecho. Ya está listo para subir esa sentencia hoy mismo en la tarde, ya busco quién es ese correo, todos los cambios. Excelente, jefe. Ya con eso para que el jueves estén ejecutando todo. El juez de Santo Domingo, mismo, se va a lanzar con todo -el suicida ahora privado de la libertad-. ‘Dice que no quiere que le resten nada de lo suyo -dólares- para dar a los jueces de Quevedo para liberar a Madrid o Cuyuyuy , que él saca todas las boletas él mismo, o sea ya no tenemos que restarle los 10k que hablamos y dar en Quevedo, tampoco esos 5.000 que hablamos para las boletas de Cuyuyuy. Hoy ya de una, que la plata ya está, si mucho mejor, que él haga todo de una sola bien hecho -y así lo hizo-. Así es mi amigo’. Y envía un archivo en PDF. Dice: ‘me acaban de remitir la sentencia como se notificaría, me confirman por favor si falta algún proceso, alguna sentencia, algún error o cosa para evitar algún inconveniente’. Es que él revisaba antes que el juez suba su decisión. ‘Yo solo tengo tres (inentendible), tres pito, pero nada más de mi parte’. Envía una imagen adjunta 9.714, 13.414, 9.715 y 13.417.

Cristian R.M. dice: ‘Estas dos páginas son las importantes 94 y 95, revisen y me dan el ok para hacerla subir, denme el ok los dos. Ya reviso todo abogado en el número de proceso para hacer revisar todo, ya cuando nos largamos’. Desesperados tanto Madrid como Cuyuyuy. ‘Jaja’, se ríe Norero. ‘Este loco, para que vean no más de lo que es capaz la justicia constitucional, de aquí la misión es sacarle al jefe’. Es que esta frase es para enmarcar: ‘para que vean no más de lo que es capaz la justicia constitucional, de aquí la misión es sacarle al jefe’. ¿Quién era el jefe? Leandro Norero. ‘Eso de ley, abogado. Usted mismo es el encargado de sacarlo. Y eso amigos ya se subió así -envía imagen adjunta de la resolución-, péguele la última revisada antes de la emisión de las boletas. Al comienzo de esto tiene fecha 2 de agosto. Si tienes razón ya le hago saber ahorita, sí está mal la fecha. Ya saqué de una, le corregí -al juez-. O sea, si no van a ser pito puede salir mañana mismo. Ya esperemos al viernes, no mejor esperemos hasta el viernes, que nadie apele nada. Sí, ñaño’.

Y manda un correo electrónico alias Cuyuyuy de Daniela (lee el correo). ‘A ella va la notificación. Será que le pueden preguntar si ella también tiene acceso a este correo. Eso hablé con Norero. Ya hago revisar si les llegó’. Porque tenían el control obviamente del CRS Cotopaxi y adónde tenían que notificar las boletas, (un) servicio individualizado y personalizado. ‘El jefe me dijo que este correo lo maneja todo el centro Cpl1(lee el correo). Sería bueno averiguar si nuestra amiga -Daniela Benítez- también tiene acceso a ese correo. Aún no mandamos jefe, eso lo hacemos el viernes cuando ya esté ejecutoriada’. ‘También lo tiene’, dice Norero. ‘Después de las 17 horas, belleza jefe. Entonces hagamos que él se quede el viernes, hasta las 18 horas, para que ella lo reciba de forma directa’.

Página 153. ‘Tanto a su personal, como también al del centro, con eso estoy seguro, no va a haber ningún pretexto para ejecutar y que los tigres se vayan para fuera’. Claro a asesinar, a cometer atentados. ‘Para que no aleguen falta de notificación, me dice el juez que tiene que ser antes de las cinco el día viernes, para que nos registren las huellas y de ahí sí pitear para que nos manden libres el mismo día. Me dice ahorita nuestro Jota -Cristian R.M. asume como de él-, que según el plan de contingencia emitido por el Consejo de la Judicatura es obligación de los jueces que ordenan las libertades obligatoriamente notificar al correo oficial del centro de privación de libertad en este caso cpl1 (lee el correo)’. Adicionalmente, insiste Cristian R.M. por directriz de su juez propio, Curipallo, ‘que se puede enviar a cualquier otro correo que el juez tenga conocimiento. ¿Y cuándo va a hacer eso? O sea la amiga nos apoya mañana y se compromete en no apelar, podemos ejecutar mañana mismo. Es decir, que ella recibirá el correo en cpl1 y luego de eso lo borré para que no quede registro y solo el Jota tenga su constancia de que sí les notificó. Es mejor ir a lo seguro porque no sabemos cómo reaccione la amiga y qué vaya a hacer’.

Página 155. ‘Con eso nadie les puede proponer ningún recurso -fraude procesal eliminar boletas del sistema CRS Cotopaxi- o si usted tiene la llegada para hacer eso con la amiga, de una, el jefe es el duro, yo no la conozco -se refiere a Norero-, ahorita sí estamos a la puerta del horno.

Página 156. ‘Confirme y ¿subieron eso al sistema?’, dice el jefe Norero, jefe de Cristian R.M. y de Cuyuyuy. ‘Me dice que en 15 minutos eso ya está subido’. Y reenvía un mensaje: ‘Mire mi doc ya está con todos los cambios’. Reenvía el mensaje del juez. ‘Mire mi doc ya está con todos los cambios ofrecidos de mi parte cumplido, ahí están todas las causas de los muchachos dentro de mi sentencia, con eso nadie les niega la salida, excepto que tengan otra causa y ahí sí que se pongan 11-11 con lo restante y ya para mandarles las boletas con usted mismo’. ¡Ya está en el sistema! (Un) juez al servicio de la delincuencia. ‘Confirme, ¿ya subieron eso al sistema?’. Y Romeo pone: ‘Observen queridos amigos, juicio 23281202101897. Sí, está subida efectivamente, acabé de revisar. Me confirman si ya la observaron queridos amigos, ya pues abogado mande la foto de la boleta, pues ¿cuándo resuelve? Ya le pido ahorita. Claro pida. Ya me manda dice’. Y reenvía el mensaje: ‘todo el trabajo cumplido, mi doctor. Ahora sí que sus muchachos muevan todo ese tema para acá para Santo Domingo y si gusta ahí mismo le manda entregando las boletas de excarcelación con las copias certificadas de la sentencia con una de sus asistentes, ja, ja, ja, ja. Mandará la más blanquita, ja, ja, ja, ja, ja. Listo, chicos, misión cumplida’. Y le manda el juez la foto de su sentencia. Esto es denigrante y vergonzoso.

Juez: Eh, perdón, ¿a quién le mandan?

Fiscal: A Cristian R.M. y Cristian R.M. reenvía al grupo que tenían entre Cuyuyuy, Madrid y Norero.

Página 160. Y dice Cristian R.M. -no sé cómo va a negar esta-: ‘Y ahí están sus boletas ya listas. Bienvenidos a la libertad. Dios es grande y quieren que esté afuera pronto’. Liberando a delincuentes, asesinos, señor juez, sentenciados por asesinato. No por delitos menores, o chiquitos. ‘Con la bendición de Dios, abogado, mañana mismo vemos cómo nos vamos. Ahí sí vean ustedes, chicos, la idea es que no se haga bomba para que con el mismo juez sacar al jefe y a sus hermanos. Es bien cumplido y de palabra’. Por supuesto, es que le copiaba a la organización criminal, me refiero al juez Curipallo. ‘¿Y qué pasó? Debemos seguir entonces ahí para no hacer bomba’.

Página 161. Cristian R.M.: ‘Traten de cumplirle al juez con lo que falta antes de las 8 am, para que el juez nos entregue y suban mis asistentes -con seguridad la más blanquita- a dejarles esas boletas y la sentencia en copias certificadas a Latacunga. Y entrar yo mismo a visitarles a las 14 horas y entregarles personalmente ahí donde el jefe. Y si es posible, que lleguen a Latacunga con todos los papeles a las 11, a esa hora mismo entrar y darles toda la documentación. Ya coordinamos eso de una, haga eso. Ya todo depende de ustedes tigres, si su gente le entrega a la persona que ponga el juez a las 7, en ese mismo momento nos va a entregar todo en una carpeta, me acaba de decir, que ya la pelota está en su cancha, pero que entregue la boleta, y luego (a lo) que salga se le da’. Se le da ¿qué? El dinero, el dinero que luego vamos a ver que entregó el otro coprocesado, el dinero en una caja de cartón. ‘En otros casos, no me ha soltado las boletas mientras no le hayamos cubierto todo’. Un juez seguro. No suelta si no le entregan su parte.

Página 162. Cristian R.M.: ‘Eso sí le advertí, que si no sale bien, tiene que devolver. Que los chicos quieren ir a la segura. Dijo mientras ustedes controlen adentro, no pasa nada. Tiene que acatar sí o sí. Si hay el compromiso y usted la garantía que por A o B motivo no se dan las cosas, devuelven la plata. Sino, estaría cometiendo un delito. No van a salir que esto se gato, o que esto no sé qué. Devuelven todo’. Cometiendo delito, por supuesto, consiguiendo libertades de forma ilegítima, corrompiendo el sistema de justicia, liberando a asesinos.

Y continúa este chat. Norero: ‘Si hay ese compromiso se afloja, sino por gusto’. ‘Déjenme decirle nuevamente’, le dice Cristian R.M. y le reenvía un mensaje del juez: ‘Doctor, yo soy juez constitucional, debidamente posesionado, después de un concurso. Nadie puede desobedecer mi orden, puesto que tengo jurisdicción y competencia nacional para este tipo de incidentes acorde al artículo 5 de la ley LOGJCC. Pero usted sabe más que nadie, que los chicos, que los chicos son súper calientes. Prácticamente les estoy liberando de nueve procesos penales que tienen encima. Yo he sacrificado más de una semana, con amanecidas, para que todo salga bien en esa sentencia. Incluso le modifiqué y puse nuevos procesos de los cuales no acordamos al inicio con usted. Por eso, la idea es que controlen adentro como siempre usted lo ha hecho. Mi doctor, y si no, trasladémoslo primero a Santo Domingo, y acá sí yo le controlo al director de la cárcel, que es mi amigo, y ahí sí no tengo miedo de nada. Se supone que ustedes son los duros allá en Latacunga, y puedan controlar eso tan minúsculo y pequeño, solo es cuestión de a quien le llegue la boleta y la sentencia. Primero, verifiquen el protocolo para libertades en el SATJE, la sentencia subida y dentro de los procesos se ha ordenado la libertad. Eso está hecho’. Un  checklist de todo lo que tienen que hacer en Latacunga.

Dos, verifiquen mi acción de personal en el Consejo de la Judicatura, donde se garantiza que soy juez constitucional, ellos tienen esa base de datos en la cárcel. Tres, busquen la carpeta de los chicos y vean qué boletas tienen registradas para ver cuáles tienen que eliminar y ejecutar la libertad. Cuatro, llevan a los chicos desde sus celdas a tomar los datos y verificar las huellas y también notificarlos que se les ha ordenado la libertad. Abren memorándum donde detalla quién ordenó la libertad y dentro de qué proceso se hizo y listo, se fueron para afuera a su casa. Todo eso hace una sola persona, que es la que recibe las boletas. Usted me dijo que estaba controlada, por eso es ideal lo hagan después de las 17 horas, que no hay moros en la Costa, puesto que los chicos son calientes, y listo, en una hora están fuera, en la calle. Respecto a la devolución, y vea, yo no tengo problema, mi doctor, pero tampoco voy a trabajar más de ocho días para nada’. Es decir, trabaja para la delincuencia y no para la justicia.

‘De mi parte, todo ha salido bien, he hecho bien las cosas, y ahí tienen una sentencia de más 125 hojas. Eso cuesta tiempo de mi familia y demás. Si ustedes hacen calentar la huerta, eso ya es cuestión de ustedes, pero me dejan también en problemas con el Consejo de la Judicatura, y voy a necesitar dinero para defenderme. Por eso, en caso de que ustedes se equivoquen y no controlen la cosa adentro, y hagan bomba de todo, eso sin más quitarles o retenerles, pido ser conscientes y utilizar algo para arreglar el sumario que me han de poner encima. En realidad no es mucho, comparado con el riesgo que estoy corriendo, mi doctor. Con usted, siempre hemos hecho PPLs que tienen una sola pena. Aquí estoy arriesgando mucho y sacándolos de nueve penas. Si es con ese compromiso, mi doctor, dele y vamos adelante. Si no, no ha pasado nada, y no pongo en riesgo mi prestigio y tranquilidad por nada. Eso sería mi última palabra, mi doctor, al final perdería solo tiempo, pero sé que estoy tranquilo, y solo es cuestión de eliminar esas actividades del sistema. Eso me mandó al Telegram, el Jota’. Nada más y nada menos que el juez Curipallo y que ya presentó una acción constitucional, señor juez.

Juez: Solo quiero entender, ¿eso le mandó el juez a Cristian R.M.?

Fiscal: Así es y Cristian R.M., a su vez, manda al grupo que tenía entre Cuyuyuy, Madrid y Leandro Norero.

Juez: Bien, continuemos.

Fiscal: ‘Ahí sí, jefe, ya deben pensarlo bien, creo entre ustedes y tomar la mejor decisión. La decisión es clara, no cumplen, devuelven. Si hay ese compromiso, belleza’. Norero implacable. Si cumplen o lo contrario tienen que devolver, como pasó también en el caso de los jueces de Latacunga que les tocó devolver porque no cumplieron.

‘Jefe, ahí sí, siendo sincero de mi parte, yo no podría dar la garantía más allá de que el hombre, si es juez, y si está facultado para hacer lo que está haciendo, que es su firma, sus sellos, además, porque todo estaría ya en sus manos, y que todo se haga en voz baja, para que se ejecute como si se tratara de cualquier otro preso, sin trascendencia -pero resulta que eran unos asesinos seriales-. Jefe, de lo que entiendo, él dice ya cumplió con todo, pero que si revienta el problema, y que se va a medios de comunicación nacionales y lo suspenden de su trabajo, por esto devolvería, pero quiere que le deje con unos 30 mil’. Y sigue Norero implacable: ‘No ha cumplido con nada hasta que no estén afuera estos muchachos, todo puede pasar sabiendo eso, estamos hablando de 200 mil K. Jefe, ya está la sentencia en el sistema, solo depende de los funcionarios de la cárcel ejecutar una vez que vean las boletas físicas y con sellos, para que por A o B motivos se caiga, hay que ser realistas’.

Página 165. Cristian R.M.: ‘Claro, es verdad, obvio, lo van a suspender como pasó con el Jota de la Concordia, usted sabe -se refiere al juez Lindao-. Sí, ¿pero que hizo? Devolvieron la casa, no así que es lo mismo que está pasando acá, por eso quiero que sea claro’. Aquel magistrado, que ahora goza de medidas alternativas, también formó parte de esta estructura, no porque haya fallado solamente en una acción constitucional, sino porque formó parte de esta estructura orquestada por el otro líder de la organización, me refiero al mal llamado abogado Cristian R.M. que hace quedar mal a todos los abogados de la República, incluido usted e incluida yo. Por eso dice que no quiere jugarse su trabajo y tranquilidad por nada. Esa es la cuestión de los abogaduchos. ‘La palabra está, cumple ahí, está toda su plata, si no hay problema, se le paga todo, pero Dios no quiera y no sale las cosas, tiene que devolver’. Porque además Norero no perdía plata, si no le liberaban a sus detenidos, no regalaba la plata a los abogados de la República’.

Y dice el señor Cristian R.M.: ‘Claro, lo entiendo -debería darles vergüenza de estar aquí ahora-. Si hay ese compromiso, vamos a darle, si no, no hay problema. Ya se le dio una parte porque la gente confía en mí, pero yo no puedo tirar tampoco los ahorros de los muchachos y que se pierda. Eso no quiere jefe, porque dice que con eso mismo va a sobrevivir el tiempo que se lo boten. Y con ese mismo dinero va a regresar a su trabajo. Estaría en riesgo 30 mil. Es claro jefe en eso, pero es muy riesgoso’. Supongo que también ahora está invirtiendo en la defensa en este caso, porque va a tener que contratar abogados de verdad.

Página 167. Cristian R.M. a Norero. ‘Yo no tengo problema de devolver todos los 20 mil de mi trabajo. Analice bien las cosas. Yo lo del juez, si no le puedo obligar jefe. Y tome la decisión completa. O sea jefe, con esta forma hemos liberado más de 60 personas. La semana pasada, uno de mis chicos lo sacó a Chonillo -socio de Colón Pico- de la cárcel de Riobamba’. Uno de los organizadores de los atentados en contra de la fiscal general, Colón Pico, ahora sí lo digo públicamente, y que me vengan a asesinar. ‘Pero igual, a él no le querían soltar, le tocó hacer levantar a toda la cárcel haciendo relajo para que le liberen. Porque a estos que liberan hacen los trabajos para atentar en contra de la vida de los operadores de justicia.

Página 168. ‘Al final lo lograron porque igual la boleta era 100 por ciento legal. Usted puede averiguar, jefe. Chonillo salió libre, pero después de siete horas de hacer guerra por su libertad y de hacer que la cárcel se levante, porque igual esa boleta se dio respecto de cuatro procesos judiciales’. Liberan a sicarios, señor juez, estos abogados ahora procesados. ‘Al juez del director de la cárcel lo denunció ante el Consejo de la Judicatura’, dice Cuyuyui.

Página 168. ‘Buen día, queridos amigos. Estoy bajando a Latacunga. Llego a las 12:30. ¿Será que me hacen pasar? Porque ese señor a cargo de recibir las credenciales dice que el acceso a los abogados es solo de 10 a 12 horas’. Continúa Madrid: ¿ya viene trayendo las boletas? Buen día abogado’.

Página 169. 7 de septiembre del 2022. ‘Ya viene de Santo Domingo con copia, nosotros, ¿qué hacemos con eso? La nota, es que traiga de una la cosa real para irnos que la plata está la gente seria’. Cristian R.M.: ‘como les dije desde el inicio, queridos amigos, ningún juez de los que acolitan con este tipo de libertades, dan todos los documentos sin que se les haya cumplido con la totalidad. Dice el juez que tiene un chico en Quito, con toda la documentación en original, pero que primero les explique cómo proceder, para ejecutar la libertad y él no tener problemas’. ‘Pero abogado, si él ya tiene 75 que le hemos dado, ya llegó a ser ese mi duro, le dice, y nos ponemos de acuerdo en todo y planificamos -aquí está uno de los roles de este líder de la organización- la forma correcta de ejecutar esas boletas. Ya el juez también está buscando hacer enlaces para que no hagan problema y los liberen apenas llegue todo’. ‘¿Quién va a hablar con ese pana de Quito?’, pregunta Norero. ‘En dos horas estoy ahí. Sí, eso sería lo correcto. ¿Será que me pueden hacer entrar a las 12:30? Porque ese señor sabe poner trabas y no me deja ingresar luego de las 12. De ahí dice que deja ingresar luego de las 14 horas. Es por la hora del almuerzo, pero ya hablamos de eso’. Él solucionaba, si dirigía la cárcel de Latacunga. Cristian R.M.: ‘al final lo lograron porque igual la boleta era 100 por ciento legal. Gracias jefe. Entonces ingreso nomás con confianza. Que ahí le dan la orden, que apenas me vea, me deje entrar sin trabas. Es bien jodido el hombre’. Y envía un archivo de PDF y una imagen adjunta que dice: ‘en un momento más, podrán verla en el sistema. Está sin ningún error, totalmente limpia y bien hecha, para que nadie ponga pretexto al momento de ejecutar la libertad’. Nauseabundo, ¿verdad?

Página 173. Cuyuyuy: ‘Ok. ¿Y para cuándo están esas boletas?’. ‘Jefe, para el lunes ya podemos sacarlas. Mañana les paso visitando para coordinar y planificar’. (Estos son) verbos rectores típicos de una organización criminal. ‘Coordinar y planificar bien todo, con las boletas físicas y se puede planificar todo. Si no, es por gusto. Eso sería una vez entonces que esté ejecutado jefe. Son tres días hábiles’.

Página 174. ‘ Jueves, viernes y lunes. Una vez ejecutoriado y que no haya ningún problema, podríamos ya finiquitarle al Jota para que nos suelte las boletas. Envía un archivo de PDF’. ‘No hay plata hasta no ver las boletas ejecutoriadas’, dice Norero. ‘Ayer soltó a dos más y no hubo problema’. ‘La plata la tengo yo’, dice Norero. Y Cristian R.M. sigue liberando, jactándose de aquellas libertades que ha obtenido de forma ilegal, obvio. Código de ética de los abogados. ‘Correcto, jefe. Así quedamos. Se ejecutaría y hablamos. Perfecto. Así. Ya, una vez ejecutoriado, nadie puede mover eso. Se van porque se van los chicos’, asegura Cristian R.M.

Página 176. ‘Así salen las boletas de los chicos. Estas sí son las que bota el sistema mismo. Pueden observarla’. Y manda la boleta antes de que esté en el sistema. ‘Cuando estén así las boletas, de una se le pasa la diferencia. Jefe, eso ya es cuando se manda a la cárcel para que se ejecute. Solo ahí se genera. Eso ahí automáticamente ya salen los chicos, así se pare quien se pare’. Y envía el PDF que previamente ya le envió el juez a Cristian R.M. y Santiago Madrid, alias Madrid, y John Navarrete, alias Cuyuyuy. Santiago Madrid, ahora fallecido, pertenecía a la agrupación Los Lobos. A esos liberaron. 

Página 177.  ‘Mi doctor, acá confiamos en todo lo que usted ha hecho. La primera mal, la segunda bien. Entonces, para ver que todo esté en orden, manden las boletas al centro, confirmado que estén acá, se paga. Mientras tanto, no hay plata. Aquí es jugando a ambos lados. Por el dinero no se preocupe que lo tengo yo’, dice Norero al abogado. Insiste Cristian R.M.: ‘O sea, mandarle al centro no creo que haga eso jefe. Usted vio a los chicos que también se valieron por usted para que les den las boletas y luego les daban el dinero, no aceptó, por más que le garantizamos y todo. Yo sé de su seriedad jefe, pero ningún Jota con los que hago esto -es que no es el único y este es otro aspecto principal para la decisión que usted va a tener que tomar más adelante señor juez. No fue únicamente con el juez Curipallo- a nivel de todo el todo el país trabajan así’. Desde la Corte Nacional de Justicia. ‘Esos muchachos que hablaron con usted recién se fueron ayer porque recién ahí avanzaron después de un mes a juntar este tema’.

Página 178. ‘Pero él es súper serio y sabe muy bien con quién se está metiendo’. Claro, se estaba metiendo con Norero. ‘No se puede, no vamos a nada. Igual deben devolver si por algún error de él no se ejecutan las boletas. Y que devuelvan la plata, así de fácil. Primero hicieron un documento mal hecho. Bravo. Ya le digo jefe, que esa es la condición. Ahora, según lo solucionarán. Está puesta la libertad en otro proceso. Ya, pues, acá confío que ahora tienen que demostrar que todo está bien. Mande las boletas y listo. No hizo mal el Jota. Bueno, esa es la posición. Sino no puedo. Sino que los chicos tenían, jefe, un montón de procesos pendientes de obtener boletas de libertad, a pesar que ya cumplieron la pena. Listo, devuelven la plata y no pasó nada. No me venga ahora que montón de procesos. Yo le paso ahorita el dato jefe’.

Página 180. ‘Qué bien sabían lo que tenía. Él no se va a meter a tener problemas con usted, jefe. Yo igual lo que es de mi trabajo, lo tengo guardado, jefe. Le devolvería íntegro a los chicos. Todo tendría que devolver. ¿Cómo que solo su trabajo? Hable serio’.

Página 181. ‘Así es jefe, todo, todo el dinero que se le dio, eso tendría que devolver. El Jota es súper serio, ya se le han caído otros tres o cuatro trabajos más, y nunca se ha quedado con nada. O sea, ¿Cómo es la cosa? Nosotros si esperamos a que hagan las cosas ahora, no pueden esperar. O sea, acá se les ha dado más del 60%. ¿Y creen que no hay seriedad? Ustedes deben demostrar seriedad y subir eso al sistema. ¿Usted trabaja para nosotros o para el Jota?’, le pregunta Norero a Cristian R.M. si trabaja para él o para el juez.

‘Incluso a los chicos que se buscaron a DS -a Daniel Salcedo-, para que hable con usted, por ellos también les iba a devolver gente. Usted que habla con él, puede preguntarle, y ayer hicieron un esfuerzo, cumplieron y ya salieron libres. Ya está subida, jefe. Solo que está oculta, pero ya está arriba’. ¿Y cómo sabía que está oculta (la sentencia)? A menos que el juez le haya dado esa indicación. Si está oculta, no puede decir que era en el ejercicio de su profesión. ‘Con la sentencia automáticamente se genera la boleta. Lo único que no está es notificada en la cárcel. Pueden ver ustedes mismos. Notifiquen acá’, daba la orden Norero. ‘Y se pasa la plata. Así estuvo el otro proceso, y ya no aparece ahí. Entonces se quiere garantía’. ‘Así es jefe -dice Cristian R.M.-, lo que pasa es que el Jota borró todo para evitar problemas. Solo queda esta causa, la que está bien hecha y sin problemas. La primera quisieron inventar, y a la segunda tienen que demostrar’. Así es esto, las leyes de la delincuencia. ‘Incluidas todas las causas pendientes de los chicos que son como 10. Jefe, yo me responsabilizo si usted gusta, jefe. Estoy seguro que está súper bien hecho todo’.

Página 184. ‘Bueno, si usted se responsabiliza y da la palabra que A o B motivo no sale, devuelve toda la plata, yo le paso si no por gusto’. Y le pasa los números de los casos: 379, 723, 743, 2339, 600, 1949, 2532, 3282, 0458. ‘En todas esas causas se dispuso la libertad, jefe. Sí, jefe, yo mismo le dije al Jota. Empecemos de cero porque sabía que había rabo de paja’. Ellos son los responsables de esta ola de inseguridad en el país, por liberar a delincuentes sentenciados por asesinato.

Página 185. Cómplices de la delincuencia. ‘Por eso modificaron. Por eso la libertad de ahora se puso en una nueva causa. En esta nueva causa, desde la petición como también la sentencia, constan todas las causas. Bueno, entonces, tomando su palabra, usted se responsabiliza. Así es, jefe. Todo está bien hecho, pero sí sería bueno no bloquearle al Jota, porque con él mismo podemos sacar un montón de chicos siempre. Y cuando usted ordene y disponga, así se haga. Su palabra es ley para mí’.

Página 186. ‘Bueno, usted está de por medio. Si no sale por A o B motivos, usted devuelve todo. ¿Cuánto es el valor que tiene que pasar a los muchachos? 62 mil 500 cada uno, como dialogamos ese día, jefe. Excepto que los tigres tengan otras causas, jefe, además de las que constan en la sentencia y no conozco. Ayer Jota dijo que nos íbamos a mochar 15K por cada uno si eso pasara. Pero como ya sacaron eso de la PJ, tenemos vía libre y total tranquilidad. Claro, ya nosotros no tenemos nada. ¡Belleza! Vamos ahí’.

Cristian R.M. manda una foto e indica en ese mismo chat grupal en el que se encontraban los tigres refiriéndose a los sicarios gatilleros de Leandro Norero, Cuyuyuy y Madrid. ‘Buenos días con todos, estimados amigos. Voy pasando por aquí a estas horas. De 9 a 10 se ejecuta y se notifica la cárcel como director, tanto las boletas de libertad como también las sentencias. Pila ahí para que ni el director ni otro funcionario hagan mucha bomba. Verifiquen en su sistema la orden, también en el sistema del Consejo de la Judicatura SATJE. Validen las firmas electrónicas del juez y que vean que todo es legal y lícito. Hagan el informe, les hagan tomar huelgas y los suelten para afuera. Igual, yo estoy yendo a ver tanto la sentencia como las boletas de libertad en copias certificadas en caso que quieran poner alguna restricción en la cárcel. Pero, por lo general, nunca hacen problema. Siempre con la notificación electrónica, solo verifican y ejecutan la orden como también proceden a liberarlos. Estén atentos a los teléfonos para yo avisarles apenas la cárcel sea notificada y conste en el sistema de boletas de libertad. Una vez subido el sistema y notificada la cárcel, como el director ya puede empezar reclamando y pidiéndose ejecute de forma inmediata su libertad con mayúsculas. Diciendo que tienen conocimiento que una petición de un incidente constitucional que presentaron por favorabilidad fue aceptado en su favor’.

Página 188. Dice Cristian R.M.: ‘Este es el número de proceso constitucional. Si llegan a preguntar 2438, anotarán en un papel y lleven al administrativo’. Envía el link en PDF. Y responde Norero porque tenía acceso al Internet: ‘Ya están subidas al sistema’. ‘Sí, jefe, así es. También notificada la cárcel. Pueden ir ya hacia el departamento administrativo’. Lograron la libertad los gatilleros sicarios. ‘A exigir la libertad. Fueron notificados a este correo cpl1 (lee el correo), daniela (lee el correo). Averigüen a su amiga, jefe, si ya les llegó’. ‘Ya pregunto’. ‘Ya pueden ir a exigir la libertad. Vayan y controlen eso, pilas. De una’.

Página 190. ‘La cárcel tiene conocimiento en este instante. Envía el link de PDF en archivo. Esta es la sentencia si es que la necesita. Usted tiene que traer todo en físico original’, le exige Cuyuyui. ‘Me confirma jefe’.

Página 191. ‘Claro, por supuesto, pero normalmente no piden eso. Por eso les digo, ya vayan a exigir la libertad para que no hagan mucha bomba. Si hasta yo estar por fuera aún no les liberan, yo entro con la documentación original. De eso pueden estar tranquilos. De aquí me hago tres hasta subir -envía imagen adjunta-. Ya les están sellando tanto la sentencia como las boletas, nuestro amigo’.

Página 192. ‘Voy saliendo, espero llegar en dos horas y media’. Por supuesto, de Santo Domingo a Latacunga. ‘Copiado’. ‘¿Cómo va todo con ustedes?’, pregunta Cristian R.M.

Página 193. ‘¿Qué les dicen en la cárcel? Recién nos vamos a bañar. Ojalá ese indio de afuera me deje ingresar porque solo deja entrar hasta las 11:45. Jajaja. Hable en serio. Muevan antes que se haga bomba por afuera. Jajaja. Todo en corto es mejor. El poder de ser invisible’. Eran invisibles hasta que llegó la luz. Ya han quedado develados de cómo han actuado durante todo este tiempo. No son más invisibles. ‘Venga rápido. Lo tiene que hacer con esas boletas físicas. Sí, jefe, ya estoy subiendo, pero las boletas que le llegó a la cárcel, como la sentencia, tienen firma electrónica. Y en este momento tienen conocimiento, por eso es importante presionar desde ahora’. El invisible.

Página 194. Cristian R.M.: ‘Así hacemos en todos los casos donde liberamos’. No solamente este señor juez. Modus operandi, modus de esta organización, modus de actuar en el ejercicio de la profesión. ‘La idea es que les controlemos para que no hagan pito y bochinche haciéndoles conocer a Quito respecto de estas libertades, para que no vayan a salir las autoridades en rueda de prensa y esas demás cosas, rechazando, haciendo pública la decisión del juez. Por eso es importante desde ya mantener el control para que el juez no tenga problemas a futuro’. ‘Venga rápido’, le ordena Cristian R.M. ‘Ya estoy subiendo, jefe’ y envía una imagen adjunta. ‘Hablé adentro para que me dejen pasar las 12. Sino este señor que pide las credenciales sabe hacer problema. Estoy llegando, queridos amigos. Ayuden hablando para que sepan a que reciben las credenciales. Me dejen ingresar, por favor, sí’

Ahí termina esta etapa de chat entre Leandro Norero, Cuyuyuy y Cristian R.M. en relación a la libertad y que finalmente sí fueron liberados, señor juez. Tanto es así que ahora alias Madrid fue asesinado como parte de la delincuencia.

Este corresponde al chat número 83 de fojas 3.163 a fojas 3.955. Son 800 hojas de chat. No voy a establecer todo, pero sí lo más importante:

Página 3.164. Cristian R.M. y Leandro Norero: ‘Bueno, estimado, hola, mi doctor. Aquí estamos y sí soltaron a su seguridad, a todos los saqué. A los policías también salieron, estimado. Jajaja. Sí me dicen, esto loco, debemos cuidarnos, pilas ahí. Y con los muchachos míos, esos locos son buenos para que se muevan’. Se refiere a los dos policías, Iza y el ahora vinculado, García, que brindaban la seguridad y que fueron un objeto de un operativo, pero que el ciudadano Cristian R.M. fue el responsable de la liberación de estos ciudadanos en Samborondón.

Página 3.166. ‘Claro, ayer le di con todo al fiscal, sin pena ni gloria, fue la tercera victoria, con la bendición de Dios’. No creo que Dios bendiga eso. ‘Sí me contó el estimado, bacán mi doctor, tenemos al jefe de Samborondón, está alineado con nosotros’. ¿Quién es el jefe de Samborondón? Otro de los procesados, Mazón. ‘Pero debe cuidarse de estar en polémica. Me dijo que si usted necesita algo, que le pida’. Cristian R.M. le refiere a Norero que el jefe de Samborondón le dice que si necesita algo, que él solamente le pida.

Página 3.167. ‘Esas cosas pequeñas, imagínese, se arriesga usted y a todos, jaja, que saquen mi ropa y la de mi familia’. Se preocupaban de sacar la ropa de la mansión que tiene en Riberas del Batán. ‘Eso le dije, ya le vuelvo a insistir’. Y con la participación del abogado Prendes, que dijo que no había sido abogado, (pero) él ayudó a sacar todas estas prendas de la de la mansión. ‘De una, están metiendo gente con tecnología a la casa, según para buscar más bóvedas. Ayer han entrado, un atajo me dice. Sí, pero nosotros no tenemos a nadie ahí. A nadie, desde hoy empieza a sacar la ropa’, (le dice) Cristian R.M. ‘Si vale poner a alguien ya estamos reunidos todos mi doctor. Listo, ya pongo a alguien. Ya le dije que iban a hacer eso’. ¿Y a quién puso? Al abogado Prendes. ‘Ya está dispuesto el coronel para sacar los carros también’. (Se refiere al coronel Mazón). ‘Llamada sin señal. Ahí pilas con ese dato. Yo estoy mandando a ver abogados’. Cristian R.M. mandaba a los abogados para que sigan con toda esta estrategia, por eso es que tiene la calidad de jefe organizador como parte de esta estructura criminal. ‘Sí, debemos tener ojos, voy a poner un abogado adelante y otros atrás’. Así como están ahora, unos adelante y otros atrás mandando mensajes a los asambleístas para que le pidan la información a la fiscal.

‘Jefe, necesito unos dos carros para que ahí duerman. Ya están avanzando los abogados. Ya de una mi doctor, ya le consigo. Llegan en dos horas a Guayaquil. Abogados bien parados. Uno representando a Párraga, otro a usted, para que salten apenas haya problema. Y el coronel que dé aviso cuando vaya esa gente. Graben el procedimiento. Perfecto, él está con nosotros. Bacán’. ¿A quién se refiere? Al coronel. ‘Nos mantiene informado. ¿Cómo abrimos jefe en la puerta del garaje para tomarnos posesión de la propiedad? Esa llave se la llevó uno de los que estuvo en el operativo, pero por dentro de la casa. Se abre desde dentro. ¿De dónde? Hay un cuarto de bomba al lado del cine, ¿Correcto? ¿Qué más jefe? Sí lo vi. Ahí tiene la ventana interna. ¿Cómo abrimos? Dentro del garaje’. Señor juez, esta casa estaba incautada por orden judicial. Sin embargo, el juez Lindao de la Concordia la libera y el abogado Cristian R.M. lidera la estrategia para sacar y hurtarse los bienes que le corresponden ya al Estado por esa orden de incautación.

Página 3.175. ‘Sí, desde adentro se puede la puerta. ¿Cómo abrimos? Dentro del garaje. Doctor, pues, esta casa se abre desde adentro se puede. La puerta, ¿Cómo?, ¿qué tengo que hacer? Hay un botón, ahí está el motor de la puerta, eso jala y eso se abre. Perfecto jefe, empezamos’. Todo le reportaba. ‘¿Cómo vamos mi doctor? Buenas noches. Cómo sabemos si los tax de los carros que están en el garaje aún funciona. Porque vamos a sacarlos mañana, luego de la audiencia a las Toyotas. Ese es el problema, no creo que valgan porque tiene todo bloqueado. Pero si salen por visitante no pasa nada. Perfecto, mi duro. Mañana después de la audiencia, el coronel va a hacer todo el operativo con la ayuda de los dos motorizados. El miércoles para sacar su ropa también jefe. Denme luz verde. De una. Perfecto. Se van los dos carros que Dios nos bendiga en la audiencia mañana’. Sigue pidiendo bendiciones. Y responde Norero: ‘Amén mi doctor. Con fe que se den las cosas’. ‘Pues de ley sabe ser después de la audiencia de mañana. Esto sería el cuarto golpe que les demos -a la justicia-. La reformulación, el quinto golpe, me refiero a la que intervino María José Aguirre’. (Ella es) la fiscal que fue beneficiaria de aquella cadena Cartier, aunque parezca un tema menor, forma parte de toda esta estructura criminal. ‘Ellos solo nos han aruñado’. Claro, porque tenían a todo el sistema de justicia a su servicio. Con la destitución del juez. Hay que hacerle regresar, jefe. Salvo su mejor criterio para que los demás jueces no tengan miedo a ayudarnos, jefe’. Así pretendían manejar la justicia. Es que ahora, señor juez, no solamente hay que destituirlos. Hay que tenerlos donde se merecen. Que no es otro lugar que la cárcel. Deben estar tras las rejas, no solamente los jueces, sino también los abogados que han organizado toda esta estructura criminal.

‘De una, ayudemos al Jota. Tampoco lo vamos a desechar. Aquí vemos por todos. Sí, por todos -los de la organización-. Ya tengo otro Jota que se quiere jugar por él. Los policías, Jota, su seguridad, jaja, todos’. Su seguridad, los policías. ‘Excelente, jefe. Ya no dejo botado a nadie. Vamos con todo’. Amparaba a todos los miembros de la estructura. ‘Usted de mi parte tendrá compromiso, entrega, y lealtad’. Eso se juran en las organizaciones criminales: compromiso, entrega y lealtad. Qué vergüenza de profesionales del derecho.

‘Así soy con todos mis clientes, que luego pasan a ser mis amigos. Yo ahorita estoy 100 por ciento entregado a usted. Pídame lo que sea y yo lo hago, mi duro’. ‘Vamos haciendo las cosas bien, mi doctor, y lograr el objetivo’, le responde Norero. ¿Por qué? ¿Quién está entregado 100 por ciento a Norero es Cristian R.M. ‘Al igual, el Estimado -se refiere a Helive Paúl A.B, cuyo hermano trabaja para Carlos Zambrano, presidente de la Corte Provincial de Manabí- sabe que yo soy entregado, y más aún a las personas que ven por mí. Yo soy amigo que da la vida por los amigos’. Es que es la familia, es la estructura criminal. Con la familia no se meten, es el eslogan de Jordán. ‘Yo los tengo en buena fotografía a  todos los que me humillaron. Pero le soy sincero, mi doctor. Usted se ha dado cuenta que les estamos peleando legalmente todo. Yo aún no he buscado la fuerza bruta’. ¿Y qué se va a buscar ahora? ¿Con Cuyuyuy que está en las calles y con Colon Pico, que son los amigos a quien ha liberado en Riobamba? Esa es la información que estamos manejando, por si no se han enterado.

Página 3.185. ‘Andan que ruegan que yo hable con usted -le dice Cristian R.M.-, que yo no le aconseje que acabe con sus vidas’. ¿No le aconseje que acabe con sus vidas? ¿Un abogado? ‘No se imagina, me escriben a cada rato, que están arrepentidos después de lo de la casa. Se asustaron, y ya vieron el poder que tiene usted -el poder que tiene el narcotraficante-. Solo sé que no se escuden en un informe, que de aquí a mañana les puede salir un loco sin criterio, y les acaba la vida’. Cristian R.M., alias Globalpax, el abogado exitoso que se vendía en redes sociales, jactándose de haber liberado a muchos delincuentes.

Página 3.188, chat del 21 de junio del 2022. ‘Nosotros tenemos toda la Corte Nacional de Justicia gente’, (le dice) Cristian R.M. ‘Doctor -le dice Norero- le agradezco mucho por estar apoyándome sin conocerme. El Estimado -se refiere a Helive Paúl A.B- un ángel caído del cielo. Él sabe cómo la luché’. Y dice Cristian R.M.: ‘vamos a ganar una batalla tras otra, así ellos hayan destituido al juez’. ‘De la calle no se preocupe, a mí esos manes me quieren’. Y sigue Cristian R.M.: ‘De ese golpe en redes no se recuperan nunca, no se preocupe. Y sabe de los míos, se respeta’. Dice Cristian R.M.: ‘que apenas acabe esto, yo le dejo como un bebé. Un hombre que no va a existir en ninguna red, periódico o página web’. También ofrecía sus servicios para limpiar el nombre de las personas. ‘Yo soy experto en eso’. Tomen cuenta, señor juez, para más tarde lo que le voy a solicitar con todos estos elementos. ‘Yo le dejo como un bebé. Un nombre no va a existir en ninguna red, periódico o página web. Yo soy experto en eso -riesgo procesal, desde ya le anticipo-. El Estimado sabe eso. Tenemos el mejor hacker del Ecuador. Y también reitero esta frase, nosotros tenemos toda la Corte Nacional de Justicia, jefe’. Cristian R.M. no solo lideraba asesinos, tiene estructura de hackers, tiene toda una estructura a su servicio y hasta se jacta de manejar la Corte. Dice: ‘Alexander Cuenca trabaja también para nosotros, sus hijos jamás van a ver su nombre apenas acabemos con esto’.

Página 3.190. ‘Hace unos años, el juicio más grande del país fue en contra de la familia Bucaram y gané los doce casos, y más de catorce habeas corpus’. Bueno, ahora ya se entiende cómo los ganó. Incluso, obtuvo el traslado de Jacobo Bucaram de la Penitenciaría a la Cárcel N. 4 y de la Cárcel N. 4 a su casa porque tenía hipertensión. Resolución otorgada en esta Corte Nacional y ¿quién la obtuvo? Cristian R.M. Y no la obtuvo por sus conocimientos en derecho o porque haya sido en justicia. ‘Jajaja, esos locos, no dice nada a Dalo -le replica Cristian R.M.-. Que quiere ayudar a mi familia a refugiar en Panamá’. Así como ya están refugiados, y también anticipo, Daniel Salcedo en Panamá. Es mentira que están en el Ecuador, están en Panamá en este momento (Daniel Salcedo fue deportado el pasado 17 de enero desde Panamá y ahora se encuentra en prisión).

‘Así es, jefe, es el mejor lobista que tiene el país’. ¿A quién se refiere? A Dalo Bucaram. ‘Que ellos conocen quién me dio el oro, jajaja’, dice Norero. Le dice Cristian R.M.: ‘el refugio internacional sí existe, le permite que nadie le capture a Daniel Salcedo’. Otro elemento que va a ser importante para más tarde. Que nadie lo capture a nivel internacional, es importante la estrategia de refugiarse en aquellas jurisdicciones que son denominadas como paraísos fiscales, y que me refiero a Panamá, donde se encuentra actualmente el ciudadano Daniel Salcedo. ‘Siempre de mi parte encontrarás sugerencias’. Por supuesto, es el abogado. ‘De mi parte, doctor, pero le digo la verdad -le dice Noreno-, yo solo ejecuto, yo obedezco lo que usted ordene. Quiero salir bien de todo’. ‘Soy obediente, no deliberante’, le dice Cristian R.M. Y seguro dirá que el abogado solo ejercía la profesión. Exactamente, eso es lo que luego van a decir que estamos persiguiendo a los abogados en libre ejercicio, que estamos denigrando a la profesión. Ustedes han denigrado a la profesión. Me refiero a los procesados. Y quizás a algunas personas. ‘Nadie tiene nada como probar esas cosas que hablan’. Claro, nadie tenía como probar. Ahora sí tenemos como probar. ¿Cómo se han manejado los 14 habeas corpus, los 12 casos, las liberaciones a Daniel Salcedo, a la familia Bucaram que tanto han atacado a la Fiscalía por supuestamente persecución. ‘Me dicen narco, denme una prueba -se jactaba Norero- de drogas, rutas o reuniones con gente de eso’. Bueno, eso pedía a junio del 2022, ahora se lo tiene. ‘Eso tiene que decir en su versión jefe’, le dice Cristian R.M. ‘Mi doctor, me blindé por todos lados, solo mi familia no lo hizo. En eso estoy haciendo yo mi duro’. Blindando a la familia para que no se llegue a la justicia.

Página 3.195. ‘Solo le digo jefe, que si tengo que caer en esta batalla por usted y su familia, así lo haré -y ya cayó-. Pero de verdad le ruego, nunca desampare a mis hijos y a mi esposa. Yo sé que puedo contar con usted -por él lo supo-. Yo acabé con tres bandas grandes del país. Sí, eso conozco jefe, también lo estudié’.

Página 3.196. ‘Y desde ahí me gané el respeto. Y mucha gente se suma’. ¿Dónde estaba? En la cárcel como líder de la organización de lavado de activos y narcotráfico. Y muchos se suman, claro, los funcionarios que están ahora procesados. ‘Bien jefe, así hay que ser, así hay que ser con los enemigos. Dormimos cuatro horas diarias, pero ahí con vitaminas, mi equipo y mi personas estamos firmes para usted. Y sabe, yo soy sin palabras, me gustan más los hechos’. ‘Gracias maestro, excelente, vamos a ganar’, le respondía Norero a Cristian R.M. Y le pregunta Cristian R.M.: ‘¿Usted se sigue llevando con RC? Eso hizo que el caso se haga político, por esa foto.

Página 3.195. ‘Yo con ese man jamás me llevé, solo hice un proceso’. Solo hizo un proceso de paz entre pandillas, nada más. ‘De ahí nunca más pasó nada’.

Página 3.200. Y le dice Cristian R.M.: ‘Pensé que era su amigo -proceso de paz-’. ‘Ese man solo me buscaba por números, manejo full gente’, se refieren a RC. ‘Me falta conocerle, jefe’, le dice Cristian R.M., es que lo admiraba. ‘En la calle y en las cárceles, esos son votos’. ¿Los votos de quién? De aquellos que buscaron la pacificación con las pandillas y que se refieren a RC. Lo siento mucho por lo que voy a decir, pero esos son los votos que les hacen ganar las elecciones, y que les permiten tener la mayoría en la Asamblea Nacional. ‘Ahí recomiéndeme, jefe, para que no se atreva nadie a hacerme daño. Tengo gran población, que si me metiera en un partido político, ganara’, (dice) Norero. Bueno, ya estaba.

Página 3.201. ‘Jefe, donde usted me ponga, ahora soy parte de su equipo’. ¿De qué equipo? De la delincuencia organizada. Que no me vengan a decir, señor juez, que no le vengan a decir al Ecuador, que no le vengan a decir a usted, que estamos persiguiendo el ejercicio de la profesión, que estaban ejerciendo su trabajo. Un abogado -será porque yo nunca estuve en libre ejercicio que no creo- que forma parte del equipo del delincuente, ¿así se maneja la profesión? Y continúa Norero: ‘Novillo, todo el mundo quería comérselo vivo, y desde que saben que anda conmigo, nadie le para bola’. Porque ofrecía la protección. Novillo se refiere a Novita, el abogado Novillo coprocesado en esta causa. ‘Gracias, mi duro’. Le agradece porque ya forma parte de la estructura, que también van a rogar protección los fiscales.

Página 3.208. ‘Mi doctor, pilas ahí con la casa. Ese HP de Villacís ha estado haciendo relajo’. Cristian R.M.: ‘me han estado localizando toda la mañana’. Norero: ‘debemos poner los guardias y los abogados ahí. Dicen que sí ha sacado cosas ese Villasís de Inmobiliar. Tienen nombre, fotos de ese man’. ¿Para qué? Para atentar contra la vida de Villacís, exdirector de Inmobiliar. Cristian Cristian R.M.: ‘sí estaba mi duro, esos manes llegaron prepotentes’. Contacto de Fernando Villacís, secretario de Inmobiliar. Él (Cristian R.M.) le manda (a Norero) el contacto de Fernando Villacís. Cristian R.M.: Le manda una imagen. ‘Me están robando de frente’, decía Norero. ‘Correcto, jefe. Y un HP que no vale nada. Tenemos orden de juez que nos devuelvan todo’. La orden que les entregó el juez Lindao de la Concordia. ‘Tenemos orden de juez que nos devuelvan todo. El zigzag de frente. Y ese infeliz nos ha hecho la vida imposible, jefe. Tres camionetas se han llevado las cosas, un poco de maletas. Desgraciado. Háganle que vuelva a dejar en la casa, jefe’. Háganle que vuelva a dejar. ¿Cómo? A través de la intimidación. ‘Yo ese HP no le voy a hablar más. Ese HP lo voy a mandar de viaje’. ¿Qué significa cuando refieren ‘lo voy a mandar de viaje’? Que lo van a asesinar. El abogado leyendo los chats de cómo están organizando todo.

Página 3.218. ‘Saquemos todo. Y si sacan eso deben llevar a guardar lejos. Si usted, jefe, los guardo en una hacienda en Santo Domingo. Usted solo ordene y listo. Ahí no entra nadie’. La hacienda donde se refugia el ciudadano Cristian R.M. ‘De una, como usted vea mejor todo. Hasta esos carros los guarda allá’. Ojalá presente como un arraigo la hacienda en Santo Domingo.

Página 3.221. ‘Mi doctor, yo quiero salir de esto -le dice Norero- por la puerta grande. Porque tenemos todo y confío en ustedes. La verdad, la fuerza bruta’. Y le dice Cristian R.M.: ‘Vamos a salir, jefe. Puede estar seguro’.

Página 3.223. ‘La tengo, sino que no quiero cagar la seguridad. Claro, por eso también pienso dos veces en calentar el caso. Porque eso es lo que están haciendo, provocando para que yo reviente. Porque caso contrario ya le hubiese dicho que mande de viaje unos’.

¿Qué es mandar de viaje? Así como querían mandar de viaje a a Villacís, que mande de viaje, es decir, que los manden a matar, así como me quieren mandar de viaje a mí y a mi círculo familiar. Esos son los procesados en esta causa, señor juez. Que manden de viaje. Favor que hacen al no pedir eso.

‘Ya tenía todo, pero respire. Y dije luego me suman 25 años más’. Aquí está, señor juez, una imagen. ‘Los suizos los tengo parqueados en el Dorado. Doctor, qué bien Prendes’. Aquel inocente que vino a decir que no había sido abogado en este momento, aquí está. ‘Ñaño, pásale 20 mil porfa’. ¿Para qué? Para que pague a sicarios. Esa era la gestión leal del abogado Prendes que ahora está libre en las calles organizando todo también. ‘Preste unito de esos jefe, aunque sea para cazar palomas’. ¿A qué se refiere? A las armas, a los fusiles que tienen al servicio de la organización. ‘Yo le regalo uno de esos, son los que más tengo. Me dice cuándo y le paso’. ‘No se diga más jefe, Dios le pague’. Dios le pague por tener el fusil en la casa, el abogado.

Página 3.240. ‘¿Cómo vamos mi doctor?’, le dice Norero. ‘Dejando todo listo para la audiencia de mañana, mi duro’. ‘¿Sí se va a dar esa audiencia? Mi doctor ayer me hablaba que tiene un poco de Jotas suicidas. Dígale que apoyen al Jota de Sánchez’.

Dice Cristian R.M.: ‘Novillo, rescatemos ese pana. Aún no nos confirma jefe. Dejando sano ese pana, no dejamos cabos sueltos. Así ven firmes esta gente que está dañando todo. Jefe, estoy buscando que la sentencia se ratifique. Claro, correcto, así ha de ser. Un juez provincial de allá está haciendo la gestión. Tengo moviéndose a toda mi gente de confianza’.

Página 3.242. Cristian R.M.: ‘Yo en menos de tres días le tengo boletas de libertad para usted y su familia con un Jota suicida como JG. Si es que la situación se complica, esa es la última carta a jugar mientras hacemos lo que usted ha dispuesto. Apoyemos al Jota de la casa’. ¿Quién es el Jota de la casa? Al juez Lindao. ‘Por supuesto, jefe, en eso estoy. No dejemos a los pacos que se que se cayeron ese día -los dos procesados García e Iza-. Se los saco. Así van viendo que todo lo hacemos bien’. A todos iban reclutando para los fines de la organización.

Y continúa: ‘Ellos pidieron que le hagamos llevar mil, jefe, porque el abogado les quiere cobrar 4, que les demos eso de adelanto. Si usted dispone, jefe, le doy de lo que usted le hizo llegar al otro abogado para gastos’. ‘Ya coordino eso, mi doctor’. ‘La causa está con María José’. ¿A quién se refiere con María José? A María José Aguirre, la supuesta inocente víctima de la persecución de la fiscal y que ha conseguido la solidaridad de sus compañeros y que, además, aparece mencionado el Jota Reinaldo, padre de uno de quienes lo están patrocinando y solidarizando. Así como se solidarizan con alias Pillo buena gente. ‘Ahí Novillo es el artista -el artista para llegar a María José Aguirre-. Sí, hay que armar una agenda de todo eso, para ir cerrando ciclos’. Aquí aparece Reinaldo, ¿a qué Reinaldo se refiere? A Reinaldo Cevallos, al presidente de la Asociación de los Fiscales en Guayas, esa es la vergüenza de la institución. Y que me demanden por difamación.

Página 3.244. ‘La otra causa del arma está con Reinaldo. Tengo arreglado ahí con el F, con el fiscal por cinco mil y con el Jota por tres mil. Él va a presentar fuera del término de prueba y el juez va a dar el sobreseimiento’. Fraude procesal. Todos en una estrategia para dañar los casos y después es que no tuve elementos para acusar, no tuve elementos para llamar a juicio y que la fiscal persigue a su compañeros. Estoy rescatando el nombre de la institución que lo han ensuciado y lo han manchado por haberse vistos envueltos con la delincuencia organizada. Qué vergüenza de funcionarios de la Fiscalía.

Cristian R.M.: ‘Ya nos reunimos con tres jueces de la corte provincial. Yo esta semana estoy concentrado, jefe, en la misión que me puso el Estimado, en justificar el oro y el dinero. Jefe, el miércoles estoy en Machala buscando justificar lo que se encontró ese día’.

Página 3.260. Cristian R.M.: ‘vamos a hacer más de cuarenta pericias a nuestro favor’. Así como han anunciado que setenta diligencias han pedido, así mismo se manejaban en este caso. ‘Vamos a hacer más de cuarenta pericias a nuestro favor’. Y se quejan que no han sido atendidos cuando todavía no son sujetos procesales, nociones básicas del debido proceso. ‘Para desaparecer todos esos equipos’. Para eso piden las diligencias, para desaparecer todos esos equipos. Más riesgos procesales. ‘Su equipo corporativo y empresarial han hecho bien las cosas durante estos años. Eso nos ayuda’. El equipo corporativo y empresarial encargado de realizar la estructura de lavado de activos. ‘Los teléfonos y la compu para que borren. Dice que un grupo tenía uno de lavados y la UIAN tenía otros. Sí estamos sobre la jugada, sí están en distintas cadenas de custodia. Ya conseguí los de la UIAN’. Los policías al servicio del narco. ‘Ahí tuve que llamar a Pito Isenzo. Lo importante es que todos los grupos copien por algo, soy el patrón’. Todos los grupos de delincuencia organizada le copiaron al patrón Norero.

Página 3.273. Chat entre Cristian R.M. y Leandro Norero: ‘Vamos a comernos el mundo, jefe. Vamos a salir victoriosos’. Que se coma ahora el mundo, tras las rejas. ‘Salcedo, a ponerse las órdenes que quiere ser mi amigo’, le dice Norero a Cristian R.M. ‘Salcedo a ponerse a las órdenes, que quiere ser mi amigo. Ahí tengo el Threema de él, que no le haga nada al hermano, que es lo más valioso que tiene’.

Página 3.279. Remiten fichas del caso de lavado de activos que son los justificativos para el caso principal por el cual él estaba privado de la libertad.

Página 3.299. Cristian R.M.: ‘O sea, jefe, a los jueces provinciales de Santo Domingo, les ofrecimos lo siguiente para que lo piensen. Cinco mil cada uno para que duerman ese tema todo el mes de julio hasta el 29. Veinte mil cada uno para ordenar se levante la suspensión del juez de la Concordia -¿quién es? Lindao- y no lo destituyan porque en mano de ellos está él. Ciento cincuenta mil cada uno por ratificar la sentencia del juez de la Concordia que ordenen la salida de la casa Inmobiliar y ordenen devuelvan la casa del Batán. Ese mensaje manda el coronel de lo que se les hizo llegar de los carros y la información que estaba’.

A ver, aquí en este chat hay dos partes. El primero en el que están articulando y le da información sobre cómo corromper a los jueces de la corte provincial para que ratifiquen la sentencia que fue apelada por Inmobiliar en la que se dispuso la liberación de la casa de Riberas del Batán. La corte provincial reformó esa sentencia y ratificó la incautación. Sin embargo, el juez Lindao tenía que ser destituido, pero ya sabemos qué es lo que pasó con él.

Después aparece una imagen y dice: ‘ese mensaje, manda el coronel -se refiere al coronel Mazón- de lo que se les hizo llegar de los carros y la información que está dando. Déjeme ver cómo hago todo eso’. Cristian R.M. le daba todo cuenta de cómo se iban ejecutando las acciones desde el exterior de la cárcel. ¿Y cuál es el fin de la organización? Fines económicos. ¿Parte de los fines económicos? Aquella mansión. ‘La situación es sacar ya la casa del problema -la casa incautada, la mansión-’. Cristian R.M. dice: ‘claro jefe, si ratifican la sentencia la casa sale de todo el problema. Ya no la pueden tocar. Eso queda peli. Con todo y ropa’. Hasta se preocupaba de la ropa, era ropa cara. ‘Claro, esa sería la idea, jefe. Pero con dos votos salimos, no necesitamos los tres. La idea es ahorrar lo que más se pueda’. Ahorrar en coimas, entonces solo coimemos a dos de tres jueces.

La próxima semana lea la tercera y última parte de la audiencia de vinculación del pasado 3 de enero. 

GALERÍA
Leandro Norero y su abogado se jactaban del ‘poder de ser invisibles’
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Juicio contra Carlos Pólit (día 5): Olivio Rodrigues aseguró que las coimas de Odebrecht pasaron por las empresas Cosani, Plastiquim e Italcom
Susana Morán, desde Ecuador para PlanV, y Marcos Medina, desde Miami para PlanV y El Universo
¿Qué dice la denuncia por "traición a la patria" contra Rafael Correa?
Redacción Plan V
¿Qué sanciones busca México contra Ecuador y cuán posibles son?
Redacción Plan V
Juicio contra Carlos Pólit (día 5): En la casa del excontralor se hallaron 15.000 euros en efectivo, dijo un policía
Susana Morán, desde Ecuador para PlanV, y Marcos Medina, desde Miami para PlanV y El Universo

[MÁS LEÍ DAS]

Juicio contra Carlos Pólit (día 4): Gerardo de Souza confirma que entregó dinero a Pamela Martínez, exasesora de Rafael Correa
Susana Morán, desde Ecuador para PlanV, y Marcos Medina, desde Miami para PlanV y El Universo
¿Quién es Diego Sánchez, el testigo en el juicio contra Carlos Pólit que tiene un acuerdo con EEUU?
Redacción Plan V
Santos sobre Carlos Pólit en el juicio (día 2): ‘Me pidió que pagara sobornos para eliminar multas contra Odebrecht’
Susana Morán, desde Ecuador para PlanV, y Marcos Medina, desde Miami para PlanV y El Universo
Juicio de Carlos Pólit (día 1): El excontralor llegó a la Corte de Miami para asistir a la elección del jurado
Susana Morán, desde Ecuador, y Marcos Medina, desde Miami